“RELÁMPAGO DEL CATATUMBO”
“Fenómeno meteorológico natural, muy singular que aparece permanentemente en la cuenca del lago de Maracaibo en Venezuela desde el Río Catatumbo hacia el cielo, en el suroeste del Estado Zulia. El único Faro Natural del planeta. Recientes investigaciones REALIZADAS EN LA UCV, han determinado que el “Relámpago del Catatumbo” tiene la capacidad de generar ozono para el planeta –

Resumen: El fulgor y luminosidad de éste fenómeno es tal que puede ser apreciado desde la ciudad de Maracaibo e incluso a centenares de kilómetros de distancia, en los Andes venezolanos, el río Magdalena en Colombia y desde el Mar Caribe, durante casi todo el año (Centeno 1968; Zavrostky 1975). Este fenómeno natural que ocurre en el sur del lago de Maracaibo, que ha despertado la necesidad de establecer sus múltiples causas generándose diversas hipótesis, teorías que permitan explicar el carácter localizado, recurrente y antiguo del mismo, continua siendo hoy motivo de controversias, de amplia discusión en el campo de la ciencia, cuyas posiciones reflejan que no existen acuerdos para su completa comprensión, pero que sin embargo, desde el punto de vista educativo tiene sin duda un valor pedagógico, histórico, cultural y científico que debe ser difundido en los espacios del conocimiento popular y académico, que conduzcan a la búsqueda ansiada del porqué de tales eventos, teniendo presente que el fenómeno fulguroso es una manifestación plena de la naturaleza cuyo estudio debe darse desde el enfoque de la interdisciplinariedad del conocimiento. Venezuela está conformada por diversas bellezas naturales, monumentos naturales, fenómenos naturales que alimentan la espiritualidad y la venezolanidad, en esta oportunidad quiero hacer destacar un fenómeno natural que más allá de su importancia como icono turístico, debe atraer la necesidad de conocer por su relevancia para la humanidad entera como el gran regenerador de la capa de ozono, y para quienes vivimos en sus cercanías es inaceptable continuar ignorando la majestuosidad e importancia del Relámpago del Catatumbo. Otros sitios de mayor ocurrencia de tormentas eléctricas en el mundo son El Bagre en Antioquia, Colombia, 270 días al año; Tororo en Uganda, con 251 días, y Bogor en Java, Indonesia, con 223 días. En Tororo y El Bagre las descargas suelen durar unas dos horas y son en su mayoría diurnas, y entre nubes y tierra. Con epicentro en el Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel, el Relámpago del Catatumbo ha sido vinculado con la regeneración de la capa de ozono, filtro natural que protege a la Tierra de la inclemencia de los rayos ultravioleta. “Se han alterado las lagunas donde se genera el Relámpago, si no se detiene esto tememos que desaparezca”, exclamó Yobanis Díaz, habitante de Congo Mirador, que esta población palafítica está amenazada por la sedimentación arrastrada por el río Catatumbo debido a la intervención de los cauces naturales. Sobre la formación del Rayo del Catatumbo Quiroga insiste que tiene estrecha relación con las condiciones propias del Lago de Maracaibo, de allí la importancia de hacer énfasis en la conservación del ecosistema. Con nostalgia, Janeth Díaz, nacida en Congo Mirador, recuerda cuando todo era una laguna cristalina. “Ahora es lodo hediondo, sedimento, nosotros nacimos sobre agua y no sabemos vivir de otro modo. Esperamos medidas para salvar estos pueblos”. La salud del epicentro del Relámpago ha sido alterada por boquetes artificiales que han desviado las corrientes. Imagine mirar un relámpago a partir de las 8:00 de la noche, que se prolonga hasta el amanecer y vivirlo durante 240 noches al año. Es asombroso. Eso es lo que representa el llamado Relámpago del Catatumbo, un fenómeno meteorológico único que se genera al sur del Lago de Maracaibo, en el estado Zulia, en el occidente de Venezuela.
PALABRAS CLAVES: Catatumbo, Relámpago del Catatumbo, Sur del Lago de Maracaibo, Ciénagas de Juan Manuel, Congo Mirador y Ologá, Pueblos palafíticos, Estado Zulia.

A.-ANTECEDENTES
Las noches no oscurecen en cielos surlaguenses. Sombras intermitentes colman sus espacios terrenales acompasados de resplandeceres fulgurantes y silentes; retorcidas hebras radiantes dibujan senderos atómicos vinculantes de procesos electrostáticos en altas elevaciones atmosféricas; sus luces despedidas se fraguan en las profundidades de nubes asomadas con intermitencia natural.

 Son oscurantinas salpicadas de rayos y resplandores permanentes en las temporalidades de la noche. No se permiten noches colmadas de plena oscuridad en sus predios y poblaciones. Casi siempre, durante cada noche del año, el fenómeno ha deslumbrado con su enigmática belleza a sus pobladores. Así ha sido y será, hasta que cambien las condiciones que las originan.

Ha sido así, desde los primeros reportes escritos de aquellos viajeros de altas latitudes, pero, con seguridad esta fenomenología ha extendido recónditas raíces en tiempos inmemoriales. Es el relampaguear del Catatumbo, el Farol de Maracaibo. Relámpago primigenio desde los subsecuentes acomodos de la corteza terrestre que circunda la cuenca sur del Lago de Maracaibo. Sus erráticas fulguraciones intermitentes incitan su contemplación en las profundidades de la cuenca lacustre desde tiempos inmemoriales; motivan al fabulador de historias a concertar tramas en el lindero de lo indescriptible.

Desde hace aproximadamente unos 500 años se ha venido reportando recurrentemente la aparición de este fenómeno electro-atmosférico de características singulares en una extensa zona de más de 226.000 hectáreas ubicada en la costa suroeste del Lago de Maracaibo, Venezuela (ver por ejemplo [Zavrostky, 1975] y referencias allí presentes). No hay evidencia observacional de que ocurra siempre en una misma ubicación, sino que los epicentros se encuentran dispersos a lo largo y ancho de la mencionada área [Martínez, Muñoz et al., 2011].
Por consiguiente, siendo la zona de aparición del evento de poco menos de 2500 km2 no es de extrañar que los múltiples epicentros parezcan desde lejos un único fenómeno, visible, según algunos reportes [Centeno, 1968], desde el Mar Caribe. Este hecho le ha proporcionado al evento en cuestión fama más allá de las fronteras venezolanas, existiendo algunos investigadores que le califican del “primer faro natural del planeta” [Kawazaki-Muñoz, 2004].

Tanto que desde los tiempos en que navegaban con vela, los marinos, lo utilizaban como faro natural ya que su constante titilar se produce casi todo el año y puede verse desde muy lejos y de cualquier ángulo. Así que ocasionalmente también se le denomina Faro de Maracaibo, ya que su permanencia en la zona ha servido de guía a navegantes, pescadores y viajeros desde la época de la Colonia..

El primer escrito que se tiene noticias donde se menciona al “relámpago” es el poema épico “La Dragontea” de Lope de Vega, publicado en 1597, que narra la derrota del pirata inglés Francis Drake por el alcalde de Nombre de Dios, Diego Suárez de Amaya.

Posteriormente el naturalista y explorador prusiano Alejandro de Humboldt lo describe como “explosiones eléctricas que son como fulgores fosforescentes…”, siendo reseñado luego por el Célebre geógrafo y cartógrafo italiano Agustín Codazzi como un “relámpago continuado que parece surgir del río Zulia y sus alrededores”

En el Siglo XX el primer estudio se debe a Melchor Centeno Bravo, que 1911, atribuye, que el origen del fenómeno —las tormentas eléctricas— se debe a la circulación cerrada de los vientos en la región y una posible actividad sísmicas.

Entre 1966 y 1987, un grupo encabezado por el científico y profesor Andrés Zavrostky junto a sus ayudantes de la Universidad de los Andes, realizó cuatro expediciones, a la zona de Santa Bárbara del Zulia y describen el fenómeno como una especie de tormenta, que la localización tendría varios epicentros de índole esencialmente eléctrico, entre nubes cargada de electricidad y cierta carga permanente en el suelo de las ciénagas de Juan Manuel de Aguas Claras y ciénagas de Aguas Negras al suroeste del lago de Maracaibo; sin penetrar en las mismas. En 1991 sugiere que el fenómeno ocurre por el encuentro de corrientes de aire frías y calientes sin descartar el uranio como posible agente cocausal, aunque este último hecho no pasa de ser mera especulación.

Entre 1997 y 2000, un grupo de investigadores de la Universidad del Zulia y Carabobo encabezado por los Prof. Falcón, Prieto y Muñoz realizan cuatro expediciones y lograron ubicar los epicentros del fenómeno en el interior de las Ciénagas de Juan Manuel, y realizan el primer modelo microfísico del relámpago del Catatumbo fundamentado en la propiedad Piro–Eléctricas identificando al metano; gas presente en los pantanos y otros cuerpos de agua como una de las principales causas del fenómeno, aunque también es un modelo general de la electrificación de nubes; aún falta por confirmarse con medidas exactas en el interior de la nubes del relámpago.
El metano parece también asociado a los relámpagos de Titán (satélite de Saturno) y aparece vinculado a otras áreas de gran actividad electro atmosférica, como el sur de Florida y África central. Según este modelo el metano proviene no solo de las ciénagas del sur del lago sino también de fisuras en el manto rocoso, rico en kerogeno III, un producto asociado a grandes depósitos de hidrocarburos ligeros, comunes en la cuenca del lago de Maracaibo. A diferencia de otras hipótesis, este es un modelo cuantitativo y con un enfoque de la física de las descargas observadas; se trata de una teoría y no una mera conjetura sobre «choques» de frentes de aires fríos y calientes que explicarían la pluviosidad pero no la permanente e inusual actividad eléctrica observada.

De acuerdo con la información suministrada por Saturnino Kasiko’ Bagchasa, de la comunidad barí Aruutatakae. Para La etnia warí o barí, de cuya lengua proceden también las palabras como Catatumbo y Zulia; El nombre originario dado por ellos es “Ri’baba”, que significa “río del cielo”, concentra millones de luciérnagas que se reúnen para rendir tributo a los padres de la creación. Que dicho en forma coloquial es lo mismo que decir “la concentración de millones de cocuyos que todas las noches se reúnen en el Catatumbo para rendirles tributo a los padres de la creación”.

Mientras que los yucpas y Los indígenas wayúu ven resplandecer en el relámpago los espíritus de sus muertos es por ello que los wayúu lo atribuyen a la presencia de los espíritus de los guajiros caídos que resplandecen como una especie de mensaje, asumiéndolo talmente como el “Eterno resplandor en las alturas”.

Una gaita zuliana (además de muchas otras canciones y obras) hace referencia al fenómeno del Rayo o relámpago: “Una gaita por el mundo / es un mensaje de amor / y el rayo del Catatumbo / le da luz con su fulgor”. El Súper Combo Los Tropicales, en su tema beisbolero “La Pelota Caliente”, también menciona “el trueno” del Catatumbo: “El poder del oro negro / y el trueno del Catatumbo / harán tomar nuevos rumbos / a las Águilas zulianas”.

“El relámpago del Catatumbo ha protegido siempre a Venezuela”
Esa maravilla llamada “Relámpago o Faro del Catatumbo” que cualquier país del mundo desearía tener.

El Rayo ha sido inspirador de poetas y para muestra este extracto del poema del maestro Alexis Fernández, Relámpago del Sur, de Bitácoras de Congo: “El Catatumbo, es desde su lengua de origen, tierra de huracanes, tierra de chubascos y salitres. Tierra de luz permanente. ¡Llamarada! Fuego sobre las aguas, fuego del cielo. Río de fuego. Río en el cielo para los Barí. Expresión de la Madre Tierra, para los Yukpa. Sangre ancestral, venas de la tierra por la furia de Maleiwa para los wayuu”.
Después de largas noches de dedicadas observaciones, No puede uno sino estar de acuerdo con los precolombinos quienes habitaban la zona del Catatumbo, miles de años antes de la llegada de los españoles, quienes creían que el relámpago era los espíritus de sus ancestros.

El “eterno resplandor en las alturas”, como lo llaman la sabiduría indígena fue declarado Patrimonio Natural del Zulia el 27 de septiembre de 2005. Es además un orgullo para el occidental y petrolero estado Zulia, que lo ostenta en su bandera y escudo, simplificado como un rayo.

Desde entonces la Asamblea Nacional, busca la protección y por ello ha hecho una petición ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para que lo enuncie como el primer fenómeno meteorológico Patrimonio Natural de la Humanidad.

“Cuando el hombre está en paz con la naturaleza se encuentra en paz consigo mismo y así integra su paz con la creación que lo antecede”

B.-INTRODUCCIÓN
En antaño fue compás de bergantines y timonel de corsarios enrumbado lago adentro; hoy aun cautiva su misterioso caudal luminiscente. Diversa literatura se ha acumulado creador de prosa al plasmar sus encantos, al escudriñador de secretos naturales a definir y formar sus procesos; a enrumbar piraguas por nortes requeridos en noctámbulas estampas sobre sus míticos orígenes y mucho esfuerzo especializado ha intentado modelar los procesos naturales que internalizan sus profundas nubosidades; aún los físicos más connotados se extravían entre sus intrincados secretos con aproximaciones de orden cero. Ciertamente que tierra, agua, sol y vientos conjugan el entramado que definen sus procederes.

Toda vez que sus fulguraciones resplandecen en el cielo, se hilan cuentos, mitos y leyendas en sus inmediaciones desde nuestros ancestros originarios. Etnias como la Barí, los pueblos Yucpas y Wayuu, entre otras.

Hoy en día sabemos que, este singular fenómeno meteorológico forma parte de un dúo de fogonazos intermitentes que se observa entre 180 y 260 noches al año desde las 9 pm hasta las 4 am, con epicentros localizados al suroeste del Lago de Maracaibo: uno muy cerca de la desembocadura del río Catatumbo sobre la Ciénaga de Juan Manuel y parte del mismo lago, y otro cerca de la frontera con Colombia como reportan observaciones satelitales de los centros de rastreo de “flashes” sobre todo el planeta.
El primero se localiza esparcido en un área de 226.000 Km2 con mínima actividad en enero y febrero y máxima en mayo y octubre; el segundo sobre un área más pequeña. En promedio, durante un año, sobre cada kilómetro cuadrado de superficie se producen 250 flashes y, en consecuencia se cataloga esta zona geográfica como la de mayor actividad luminiscente de este tipo en el mundo. Otro fenómeno parecido, por la frecuencia con que ocurren los destellos (~230), se encuentra ubicado sobre la cuenca del río Congo en África (Burgesser R., Nicora M., Avila E., 2012).

Una región que brilla por sí sola: Pasadas las 20 horas la naturaleza se paraliza en el occidente venezolano. Un fenómeno detiene la visión y la concentra en un relámpago que brilla por sí solo como si fuese un hecho extraplanetario. El protagonista es un fenómeno natural que hace historia al convertirse en el primer acontecimiento del mundo con el mayor promedio de relámpagos por km2 al año. Su nombre es Relámpago del Catatumbo.

Es el resplandor que se observa cuando se avanza entrada la noche, en botes de pescadores, desde Puerto Concha hasta Ologá y Congo Mirador, pequeños poblados de palafitos en el tórrido sur del lago. Fuente: http://www.vtv.gob.ve

Tiene características únicas en el mundo. No hay dudas de que para los zulianos, ese es un tema de permanente actualidad. No es asunto de la casualidad que aparezca en los símbolos representativos de la nacionalidad: el Himno y el escudo del Zulia.

También el relámpago del Catatumbo es admirado por toda la sociedad venezolana, en especial en el estado noroccidental del Zulia, en su escudo oficial tiene un rayo para simbolizar al fenómeno. También la letra del himno del Estado Zulia, cuyo autor es el zuliano Udón Pérez, incluye una estrofa que hace referencia a este fenómeno: “La luz con que el relámpago / tenaz del Catatumbo / del nauta fija el rumbo / cual límpido farol”.

Sumado al carácter sentimental de este resplandor para los pueblos que han crecido amparados en su luz, el fenómeno posee un valor científico trascendente, y de acuerdo a datos del satélite Tropical Rainfall Measuring Mission (Trmm) de la Nasa, la ocurrencia del Relámpago del Catatumbo es de 240 días al año, entre los meses de abril a noviembre.

Estos Relámpagos representan un conjunto de tormentas eléctricas que ocurren unas 260 noches al año en toda la cuenca del Lago de Maracaibo, en el occidente de Venezuela.

Se le denomina Relámpago porque avistándose desde lejos las distintas tormentas parecen ser una sola, tendiendo a ubicarse con mayor frecuencia cerca de la desembocadura del río Catatumbo; región que se encuentra en los alrededores de la cuenca hidrográfica del río, en el Municipio Catatumbo del Estado Zulia, en pleno Suroeste del Lago de Maracaibo.

Por avistarse muy frecuentemente cerca de la Cuenca y Desembocadura del río Catatumbo, suele denominarse “Relámpago del Catatumbo” también “El rayo del Catatumbo”. Su nombre denomina tanto a los relámpagos como a los rayos y truenos que se producen, también se conoce como Faro de Maracaibo ya que desde hace siglos ha sido guía para los navegantes, pescadores y viajeros desde la época de la Colonia, que vienen rumbo al puerto de esta ciudad

Su ciclo nocturno es de 8 a 10 horas, por lo regular sobre las 20 horas, con una frecuencia de 18 a 60 relámpagos por minuto, lo que convierte los cielos del Sur del Lago en escenarios de ‘flashes’ que rompen con la penumbra del Lago de Maracaibo.

Esto ha convertido al Estado Zulia en un destino brillante no solo por la diversidad de espacios que tiene, por sus tradiciones, o por su gente, el mundo entero conocerá a partir de ahora, el suceso meteorológico más impresionante del globo terráqueo a través de la organización de Récord Guinness, que seguramente atraerá la atención de propios y la visita de extraños. “Tenemos un fenómeno único en el planeta”.

C.- INFORMACIÓN BÁSICA DEL RELÁMPAGO DEL CATATUMBO. (Su Historia Local)
1.-HISTORIA:

Entre las principales novedades históricas cuenta la leyenda sobre el intento del corsario inglés, comerciante de esclavos, considerado como un pirata por las autoridades españolas, Francis Drake en 1595 que planifico saquear Maracaibo, pero su plan se vio frustrado por el aviso temprano y oportuno a la guarnición de la ciudad, gracias a la iluminación del relámpago.

De igual forma, durante la guerra de independencia, el rayo también sirvió de faro para la fuerza naval del almirante José Prudencio Padilla, quien logró derrotar a los navíos españoles el 24 de julio de 1823.

 En 1597 López Vega menciona en su poema épico “la Dragontea el famoso “Relámpago de Catatumbo” o “Faro de Maracaibo”. (Lope de Vega 1953)

La zona de ocurrencia del “Relámpago del Catatumbo” no varía desde su primera mención escrita.

El naturalista Alexander von Humboldt lo describe como “explosiones eléctricas que son como fulgores fosforescentes…”

Para 1841, el italiano Giovanni Battista Agostino Codazzi Bartolotti (Agustín Codazzi), primer geógrafo de nuestro país, es quién reseña su ubicación en la obra “Resumen de la Geografía de Venezuela”, cuando manifiesta que “A poco más de legua de la boca del Zulia o Escalante está la punta de Aguacaliente, y a su frente en el interior de la selva existe la ciénaga de este nombre; parece que sus aguas tienen en efecto una temperatura muy alta. En los fuertes calores se ve constantemente en este lugar un relámpago sin explosión que suelen llamar los navegantes el farol de Maracaibo por estar en su meridiano y el de la barra.”
Codazzi no se conforma con solamente ubicarlo en la geografía nacional, también se atreve a dar una modesta explicación de la fenomenología que observa cuando expresa: “…parece que la materia eléctrica está concentrada en aquellos parajes, en los cuales se observa todas las noches un fenómeno luminoso que es como un relámpago que de tiempo en tiempo enciende el aire.

Desde la mar se mira como si estuviese sobre islas de Toas que está casi en la barra del meridiano de Maracaibo: pasa sobre las bocas del Catatumbo y sirve de guía á los marinos. ¿Será acaso el desprendimiento del gas hidrógeno en las exhalaciones de los pantanos que ocupan un inmenso espacio cerca de las bocas del Catatumbo?”

Por su parte, el ingeniero Melchor Centeno Grau, realiza en 1911 las primeras observaciones sistemáticas del Relámpago y correlaciona su origen con los movimientos sísmicos ocurridos en la región andina, Centeno-Grau dice: “El fenómeno es más claro y visible en épocas de sequía (Enero-Abril y Julio-Octubre)..que en la época de lluvias”. “..en tiempos de sequía…era la mayor espectacularidad del fenómeno”. MELCHOR CENTENO, atribuye el origen de las TORMENTAS ELÉCTRICAS a la circulación cerrada de vientos en la región.

Nelson Falcón y colaboradores (2000, 2009) también inspeccionan los predios de la Ciénaga y corroboran la existencia de zonas de epicentros cerca de las lagunas Juan Manuel de Aguas Blancas y Aguas Negras, Este equipo de investigadores propone la hipótesis, por vez primera, de que debido a características muy particulares de la región donde ocurren los relámpagos, “el gas metano debe jugar un rol importante en los procesos microfísicos” que dan lugar a su formación.

Para sustentar sus afirmaciones, estos investigadores, desarrollaron el modelo semicuantitativo. En la zona donde se produce el fenómeno, existen corrientes convectivas producto del calentamiento diurno y de la disminución de la temperatura con la altura (gradiente térmico). Además, es rica en metano (CH4); bien por la descomposición de los detritus y humus de los humedales, o debido al escape del mismo a través de fisuras en el manto rocoso (rico en Kerógeno III) del interior de las ciénagas.

El metano se desplaza a la mediana tropósfera (1,6 a 13 Km de altura) por las corrientes convectivas ascendentes y lo distribuye en forma anómala en el interior de las nubes de tormentas tipo cumulonimbos que se forman. Al subir, el metano gaseoso se cristaliza por las bajas temperaturas imperantes en el interior de las nubes y, como posee una configuración de simetría tetraédrica, se auto polariza, produciéndose una redistribución asimétrica de sus cargas eléctricas (semejándose a minúsculos imanes) que pone de manifiesto sus propiedades piroeléctricas; cada cristal polarizado genera un campo eléctrico que contribuye con el incremento del campo eléctrico (no uniforme) total (alrededor de 4.000 voltios por metro) en el interior de la nube, muy superior al valor del campo eléctrico atmosférico (alrededor de 100 voltios por cada metro de altura).

Un campo eléctrico de tal intensidad, interviene con efectividad en la redistribución de las cargas eléctricas, de forma tal que un sector de la nube adquiere carga positiva y otro, carga negativa; en consecuencia se establece una diferencia de potencial entre estos dos sectores y sí, su valor supera el potencial de ruptura del material de la nube, se produce la descarga eléctrica con la aparición del rayo. La intensa luz emitida por el rayo se difunde entre la nube y la ilumina, surgiendo el relámpago. Según los autores de este modelo, los relámpagos sólo se generan durante la noche porque, durante el día, la luz solar fotodisocia la molécula de metano y disminuye su concentración en la nube; deja sin explicación la sordez de los flashes.

Sin embargo, otros investigadores, como Ángel Viloria P. (2002) cuestiona la afirmación: “Las lagunas y pantanos inundados exhalan continuamente metano por descomposición de los detritus y humus…” de Falcón, por carecer de fundamentación científica experimental; por igual, Muñoz y Díaz (2011) sustentan que tal mecanismo microfísico no se podría mantener en el interior de las nubes debido a fuertes corrientes convectivas ascendentes y descendentes que rápidamente lograrían homogenizar la porción de metano gaseoso en la nube acuosa, lo que incide sobre la disminución en el valor de la constante dieléctrica del material de la nube y, en consecuencia, el campo eléctrico generado por el metano cristalizado, sería insuficiente para provocar la ruptura del dieléctrico (aire-metano), así como la producción de relámpagos con la tasa observada.

(Laffaille J.). Andrés Zavrotsky (1991) con su equipo de investigadores de la Universidad de Los Andes realiza entre 1967 y 1987 cuatro expediciones hacia tierras del sur del lago y concluye que el fenómeno es la manifestación de descargas eléctricas entre nubes cargadas y carga aculada en tierra.

Zavrostky (ULA, 1966 2 Expediciones Sta. Bárbara, 1 en 1970, cerca del río Escalante): Coincide con Humbolt en cuanto que el fenómeno se presenta hacia la desembocadura del río Catatumbo. En Noviembre de 1970: “No se puede hablar de un epicentro único….se perfilan con cierta precisión varios epicentros dentro del área de la Gran Ciénaga al Oeste del Lago”. Asunto que no habían observado antes.

Zavrostky (ULA, 4 Expedición, Mayo de 1987): Confirma que hay varios epicentros hacia la Gran Ciénaga, pero que sería necesario adentrarse en ella para determinarlos con precisión.

Verdaderamente son múltiples los investigadores de la categoría de Agustín Codazzi, Francisco Depons, Anto Goering, Jesús Gómez Virla, entre otros, que han centrado sus estudios en el fenomenal rayo que se produce en la zona del Congo Mirador, situado en el Parque Nacional “Ciénagas de Juan Manuel de Aguas Claras y Aguas Negras”, al suroeste del Lago de Maracaibo.
Así que, a pesar del esfuerzo realizado por diversos investigadores, mediante la contrastación de sus observaciones in situ, las atrevidas y creativas hipótesis y los reflexivos análisis sustentados en el método científico, aún, hasta el presente, no se ha logrado desarrollar un modelo atmosférico apropiado que dé cuenta de tan variada gama de procesos naturales que se producen en el Farol del Catatumbo y que mantiene en expectativa a los pobladores surlaguenses, por su peculiar e inmensurable hermosura.

Tampoco existe consenso en torno al mecanismo causal que explique la naturaleza de la actividad eléctrica permanente y localizada, ni sobre la ubicación del o de los epicentros, sobre todo porque la región de ocurrencia es una zona inhóspita de 226.000 hectáreas de pantanos, casi permanentemente inundados, con abundante nubosidad y pluviosidad durante todo el año, que conforman el “Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel”.

Aunque, la tradición histórica de su gente nos dice que realmente su apreciación es de antigua data porque se cree que en la época de la colonización y la conquista las etnias de la zona le rendían tributo ya que lo consideraban una manifestación de las divinidades, quizás por ello es que esta importante zona del Estado Zulia ha observado con gran curiosidad el hecho.

2.- DONDE NACE EL RELÁMPAGO DEL CATATUMBO
Este fenómeno natural que ocurre en el sur del lago de Maracaibo, que ha despertado la necesidad de establecer sus múltiples causas generándose diversas hipótesis, teorías que permitan explicar el carácter localizado, recurrente y antiguo del mismo, continúa siendo hoy motivo de controversias, de amplia discusión en el campo de la ciencia. Ciencia esta, cuyas posiciones reflejan que no existen acuerdos para su completa comprensión, pero que sin embargo, desde el punto de vista educativo tiene sin duda un valor pedagógico, histórico, cultural y científico que debe ser difundido en los espacios del conocimiento popular y académico, que conduzcan a la búsqueda ansiada del porqué de tales eventos, teniendo presente que el fenómeno fulguroso es una manifestación plena de la naturaleza cuyo estudio debe darse desde el enfoque de la interdisplinariedad del conocimiento.

El Relámpago del Catatumbo nace en el corazón del Sur del Lago de Maracaibo, en el declarado “Parque Nacional Ciénega de Juan Manuel” también conocida como de Aguas Claras y de Aguas Negras. Llamada también Ciénagas del Catatumbo. Área donde se origina el Relámpago, Se trata de una extensa ciénaga de suelo pantanoso y topografía plana con pequeñas elevaciones, con profundidades entre uno y cinco metros con temperaturas medias anuales entre 28ºC y 34ºC (Muñoz y Cubillan, 2005)

Es un escenario natural de importante belleza, constituido por numerosos ríos, caños, ciénagas y lagunas, vegetación exuberante y miles de aves, peces, mamíferos y reptiles, está ubicada al suroeste de Lago de Maracaibo y tiene un extensión de 226.000 hectáreas; abarca parte del Municipio Catatumbo, Colon, Machiques de Perijá y Jesús María Semprún, del Estado Zulia, no es solo un orgullo de los zulianos, actualmente también es de todos los venezolanos.
Dicha zona permanece casi todo el año inundado, por ser una superficie casi plana, con una altura máxima de 60 metros sobre el nivel del mar la riegan los ríos que tienen su nacimiento en la zona súper húmedas de la Sierra de Perijá, y que atraviesa al parque para luego desembocar en el Lago de Maracaibo.
La flora es herbácea, además de contar con pequeños arbustos y bosques inundados. Existen abundantes aves acuáticas: garzas blancas, azules, garzones soldados, patos, gaviotas y cari-caris. Entre los mamíferos se encuentran mapaches y chigüires.
Algunas de las lagunas aparecen con aguas verdaderamente oscuras debido al detritus depositado en el fondo, en particular La Negra y en mayor medida aún El Zamuro, cuya circulación de agua es bastante pobre. En algunas zonas en el interior de los pantanos hay pequeñas porciones de tierra firme, con temperaturas medias hacia las 12h HLV que oscilan entre los 32 ºC y 38 ºC.

 El Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel está ubicado en la llanura entre la Sierra de Perijá y el Lago de Maracaibo en el estado Zulia, es el segundo parque natural de la región.

La Cuenca del Lago de Maracaibo: La región de interés está dominada por dos fenómenos geográficos importantes. El primero consiste en la propia Cordillera de los Andes, que en Venezuela se divide en dos brazos bien definidos: la Cordillera de Perijá -que recorre la frontera colombo-venezolana en dirección Norte-Sur- y los “Andes Venezolanos” -que se extienden hacia el noreste hasta desaparecer frente al Mar Caribe. Con altitudes medias entre 3700 y 1500 metros, ambos brazos montañosos casi rodean completamente al segundo fenómeno: el Lago de Maracaibo, el mayor de Sudamérica. Con un área de casi 13 mil kilómetros cuadrados (unos 150 km en dirección N-S y 120 km en dirección E-O), el Lago de Maracaibo es alimentado por más de 135 ríos. El más importante es, con mucho, el río Catatumbo.
La ubicación geográfica, orografía, presencia de una fuente importante de vapor de agua y circulación de vientos en la zona hace propicia la ocurrencia de tormentas eléctricas y otros fenómenos meteorológicos. Los Relámpagos del Catatumbo son, con mucho, los más interesantes para el público y la comunidad científica.
Patrimonio cultural: Esta zona fue declarada como Parque Nacional por Decreto: 15 de junio de 1991, por constituir un ecosistema único en el país, vital para el Lago de Maracaibo que abarca aproximadamente unos 78.180 kilómetros cuadrados y comprende todo el Estado Zulia y parte de los Estados Táchira, Mérida, Trujillo, Falcón y Lara de Venezuela y una porción del Departamento Norte de Santander de Colombia.
Las áreas más remotas de esta extensa zona están ocupadas por grupos indígenas motilones, que siempre resistieron tenazmente la dominación por parte de los españoles primero y de los que intentaban explotar su territorio después y fue muy recientemente cuando aceptaron la participación de misioneros capuchinos españoles (ya en la segunda mitad del siglo XX), los cuales fundaron varios pueblos de misión como el de El Tukuko y otras.
En El Tukuko se instaló una sencilla estación meteorológica y en varios años de observación el monto pluviométrico anual nunca bajó de los 4.000 mm lo que sirve para dar un ejemplo de la pluviosidad de la zona. A su vez, ello explica también el gran caudal del río Catatumbo que, con unos 500 km de longitud, es navegable en gran parte de su recorrido. La parte final de su curso tiene numerosos meandros y entrega al lago de Maracaibo una enorme cantidad de sedimentos, desembocando en un delta que se ha construido en el propio lago.
3.- DEFINICIÓN
Catatumbo, Río que fluye —desemboca— hacia el lago de Maracaibo, ubicado al norte de Suramérica —Venezuela—. Así se llama también la región que se encuentra en los alrededores de la cuenca hidrográfica del río mencionado, en el Municipio Catatumbo del Estado Zulia, en pleno Suroeste del Lago de Maracaibo.

 El río Catatumbo nace en el departamento Norte de Santander al oriente de la república de Colombia, específicamente en el cerro de Jurisdicciones a 3.850 m, en el municipio de Abrego, al occidente del departamento, y desemboca en el lago de Maracaibo. Su desembocadura es en forma de delta, que penetra hacia el interior del lago, rompiendo en cierta forma la simetría del mismo.

El Catatumbo se forma en una región muy apetitosa en recursos naturales renovables y no renovables, con un inmenso donativo de servicios ambientales, (agua, flora, fauna, biodiversidad), sin embargo, posee una gran debilidad eco-sistémica y cultural, que podrá verse afectada sino se funda medidas necesarias para autenticar su desarrollo en la parte ambiental, económica y socio-cultural.
El Distrito Catatumbo fue creado mediante la ley sancionada por la Asamblea Legislativa del Estado Zulia el 20 de noviembre de 1.980, ley que fue promulgada mediante ejecútese del ejecutivo del Estado Zulia de fecha de 27 de noviembre de 1.980 y publicada en la gaceta oficial del Estado Zulia Nº 97 de fecha de 16 de diciembre de 1.980.
Relámpago
El relámpago es el resplandor muy vivo producido en las nubes por una descarga eléctrica. No se sabe exactamente cómo se produce un relámpago, hay varias teorías aunque muchas de ellas no explican la procedencia de la cantidad de energía liberada por este fenómeno.

“Relámpago” en el idioma del Pueblo Indígena Bari es Ri’baba y significa río del cielo, los Barí son los guardianes ancestrales del fenómeno desde la época precolombina y habitan en la cuenca del río Catatumbo (Norte de Santander, Colombia y Zulia, Venezuela).

 “La Energía es Poder”
“Relámpago del Catatumbo”, “Fenómeno meteorológico natural, muy singular que aparece permanentemente en la cuenca del lago de Maracaibo en Venezuela principalmente desde el Río Catatumbo hacia el cielo, en el suroeste del Estado Zulia. Según el ambientalista Erik Quiroga, quien promovió el Relámpago del Catatumbo, para que entrara en el Récord Guinness, es un fenómeno considerado como un ciclo de tormentas eléctricas, que se observa en más de 200 noches al año frente al pueblo Ologá, la parte oeste de Congo Mirador.

Se dice que su vitalidad genera ozono, componente que, en dosis equilibradas, actúa como un filtro de los rayos solares. Se le califica como el “primer faro natural del planeta”. Su nombre proviene del RÍO CATATUMBO. Además, Quiroga destaca que es una tormenta eléctrica nube a nube por lo que podemos asegurar que “el Relámpago del Catatumbo es la mayor generación de electricidad en su tipo como tormenta eléctrica en el planeta”.

Con mucha exactitud la sabiduría indígena fue quien bautizó el silencioso faro nocturno como CATATUMBO, que significa “eterno resplandor de las alturas”; de allí también el nombre de este Municipio. El fenómeno es característico por dar la apariencia de ser un relámpago casi continuo.

El RELÁMPAGO DEL CATATUMBO Fue decretado Patrimonio Natural del Estado Zulia el 27 de septiembre de 2005. Los zulianos desean que sean declarados Patrimonio Natural de la Humanidad por UNESCO.

4.- DESCRIPCIÓN Y CARACTERÍSTICAS
Este fenómeno se caracteriza por la aparición de UNA SERIE DE RELÁMPAGOS DE MANERA CASI CONTINUA Y SILENTE por grandes distancias, que se produce en nubes de gran desarrollo vertical formando arcos eléctricos entre los 2 y los 10 kilómetros de altura (o más) a medida que LOS VIENTOS ALISIOS penetran en la superficie del lago en horas de la tarde (cuando la evaporación es mayor) y se ven obligados a ascender por el SISTEMA MONTAÑOSO DE PERIJÁ (de 3.750 msnm) y la CORDILLERA DE MÉRIDA, el ramal venezolano de los ANDES (de hasta 5.000 msnm, aproximadamente).

En efecto, el fenómeno es muy fácil de ver desde cientos de kilómetros de distancia y con más claridad desde el propio lago donde no suelen presentarse nubes durante la noche por lo que también se conoce como el FARO DE MARACAIBO por estar en su meridiano y el de la barra, de hecho las embarcaciones que surcaban la zona podían navegar durante la noche sin problemas en la época de la navegación a vela. En la actualidad pasa lo mismo.

Tiene una ocurrencia anual de hasta 260 noches, durando hasta 10 horas por noche y pueden evidenciarse y apreciarse en ciertos momentos, una cantidad de hasta 60 descargas por minuto. Si bien es cierto que en las TORMENTAS ELÉCTRICAS se genera una elevada cantidad de ozono y de que este fenómeno zuliano registra la mayor densidad de descargas eléctricas en todo el mundo con 181 descargas/km²/año, NO ESTÁ CLARO EL COMPORTAMIENTO POSTERIOR DE ESTE OZONO (tanto su traslado a capas superiores de la atmósfera como su disociación) pero es probable que sea el mayor regenerador de la capa de ozono planetaria sobre todo si tomamos en cuenta que existen otras zonas con un gran número de descargas (aunque no con la densidad antes mencionada).

Un relámpago sordo: Entre las características principales del Relámpago del Catatumbo, está la condición inaudible del relámpago, dado que no va asociado con la generación de truenos, así como su fulgor y luminosidad; este fenómeno puede ser apreciado a centenares de kilómetros de distancia, en Los Andes -tanto venezolanos como colombianos- en la ciudad de Maracaibo y desde el Mar Caribe, durante casi todo el año.

La región de ocurrencia es una zona inhóspita, de 226 mil hectáreas de pantanos, casi permanentemente inundada con abundante nubosidad y pluviosidad durante todo el año, que conforma el Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel, ubicado en el municipio zuliano Catatumbo. El carácter inaudible quizás se deba a que las descargas o los rayos ocurren a gran altura, entre los dos mil y tres mil metros, y el sonido de la onda de choque generada por la ruptura del canal de descarga se amortigua en el interior de la nube.

La recurrencia del relámpago: va desde (Enero-Febrero. Julio-Septiembre. Noviembre-Diciembre.), al ocurrir el ocaso del sol entre las 7Pm y las 4AM lo que hace 240 días que en sus noches hay una recurrencia mínima de hasta 9 horas, un fenómeno como ese, solo existe en el Zulia”, aseguró el especialista Erik Quiroga y dijo también que el concepto más hermoso del relámpago lo tienen los Wayúu, “Eterno resplandor en las alturas”, generado por la ira de la madre tierra que está siendo desangrada. Para los habitantes autóctonos y ancestrales de la zona, cultivadores de sus tradiciones y fieles a su herencia natural el llamado “Eterno Resplandor de las Alturas”, nombrado así por las etnias Warí, Yucpas y los Wayuu es la expresión de millones de cocuyos que todas las noches se reúnen en el Catatumbo para rendir tributo a los padres de la creación, así como también le atribuyen la presencia de los espíritus de sus antepasados.

Ausencia del Relámpago: Desde finales de 2009 los avistamientos del relámpago comenzaron a disminuir de forma preocupante y para enero del 2010 el relámpago desapareció y no fue visto por 8 meses esto causó pánico ya que se creyó que había desaparecido para siempre, Yo no sé qué pasó, pero al mirar los cielos hacia el sur nadie ve en las alturas la luz del Catatumbo su Relámpago. ¿Huyó el Relámpago? ¿De quién, de qué a qué le tiene miedo? ¿Lo echaron? Y, ¿por ser bueno carecía de armas de fuego o sus únicas armas, la belleza, la paz, la luz, y por ello no quiere enfrentamientos de estos donde solo la muerte impone las reglas de su juego?. ¿Decidió, a cuenta propia, difuminarse y así los ojos ya no pudieran ver la armonía que se encuentra en su seno? ¿Decidió huir, pero esconderse dónde? ¿Sería que en ese empeño se ahogó o decidió buscar un espacio a donde el mal no disponga de acceso?
Muchos salieron a averiguar por si alguien pudiera ayudar a descifrar que ha ocurrido. Algunos atribuyeron su desaparición a los estragos del fenómeno climatológico “El Niño”. La comunidad científica mostró su preocupación debido a que el ozono generado por las descargas eléctricas del relámpago regenera en grandes cantidades la capa de Ozono, así que sin esta energía del Catatumbo, la capa se debilitaría más, amenazando la vida en nuestro planeta.
Nos dice Erik Quiroga que estudios recientes revelaron que aún está allí, sólo que por el descontrol climático no es perceptible a simple vista, pero incluso no ha disminuido su actividad. Científicos del Centro de Modelado Científico (CMC) de la Universidad del Zulia, después de varias investigaciones y estudios al interior de la ciénaga de Juan Manuel, informaron que en realidad el relámpago del Catatumbo no ha desaparecido, de hecho, no ha disminuido su actividad, sólo que se hizo menos visible debido a la nubosidad, pero su actividad continúa. Hasta Barinas también se ilumina con el relámpago del Catatumbo. El 5 de septiembre del 2011, se vuelve a ver el relámpago con mucha intensidad.
Señaló Leonardo Sánchez, quien recordó que algo similar ocurrió hace cinco años, aunque no por un lapso tan prolongado. “Obviamente tenemos un período muy largo de sequía, producto del cambio climático y del calentamiento global, que va a afectar el equilibrio de todo el ecosistema”,
De acuerdo con Quiroga, un deterioro de Las Ciénagas le estaría dando más motivos al relámpago para tomarse unas largas vacaciones. “Es un parque de 4.800 hectáreas y sólo hay tres guarda parques cuidándolo. Hay un problema de asentamientos ilegales, sin control y sin vigilancia”, explicó Leonardo Sánchez. Ambos ambientalistas coinciden en que todo está conectado, de ahí la preocupación.

Que en realidad, si no fuera porque el lago constituye una zona de hundimiento del terreno (es decir, una cuenca sedimentaria o de subsidencia) hace mucho tiempo que los sedimentos aportados por dicho río hubieran cubierto completamente el lago.

Visiones originarias: El fenómeno está vinculado al estado Zulia, en su historia, en las tradiciones orales de los Pueblos Indígenas de la Región, en el folclore, en la literatura, en su música y además, presente en el Himno, la Bandera y el Escudo del Estado Zulia.

La tradición oral de algunas de las etnias que habitan la zona donde se produce el relámpago de Catatumbo, revelan algunos otros orígenes del fenómeno:
Etnia wari: consideran que es la concentración de millones de luciérnagas que rinden tributo a los padres de la Creación.
Etnia yucpa: lo ven como una concentración de espíritus caídos, que traen un mensaje.
Etnia wayuu: es el manifiesto de la furia del Dios (Maleiwa), por la extracción de sangre de la madre Tierra, (Mma’paa).
Es el estallido de las venas del territorio ancestral, explica Luz Fernández, de la comunidad Poorshoui, de La Guajira.
El nombre originario dado por los barí es Ri’baba, que significa río del cielo, de acuerdo con la información suministrada por Saturnino Kasiko’ Bagchasa, de la comunidad barí Aruutatakae
La sabiduría indígena bautizó el silencioso faro nocturno como CATATUMBO, que significa “ETERNO RESPLANDOR DE LAS ALTURAS”; de allí también el nombre del Municipio Catatumbo.

Los Barí —wari— son los guardianes ancestrales del fenómeno desde la época precolombina, su hábitat natural es la cuenca del río Catatumbo que se reparte entre el Norte de Santander en Colombia y Zulia en Venezuela.

5.- ORIGEN
El origen del Relámpago del Catatumbo, está vinculado a un efecto orográfico que encierran y frenan a los vientos del noreste. Esto producido por la circulación de los vientos Alisios, que provienen del Noreste de la región costera de Venezuela, entran a la Depresión del Zulia o cuenca del Lago de Maracaibo; e inducen a una circulación de Baja Presión que se forma sobre la región del delta del río Catatumbo. Al desplazarse los vientos alisios sobre la superficie del Lago de Maracaibo, al final de la tarde cuando es más intensa la evaporación, los referidos vientos ascienden por el sistema montañoso de Perijá y por la Cordillera de los Andes.

A medida que los vientos alisios penetran en la superficie del lago en horas de la tarde (cuando la evaporación es mayor) y se ven obligados a ascender por el

sistema montañoso o Serranía de Perijá (de 3.750 msnm) y la Cordillera de Mérida, el ramal venezolano de los Andes (de hasta 5.000 msnm, —limítrofe entre Colombia y Venezuela— son forzados …a cambiar de rumbo hacia el Sur …El choque con los vientos que avanzan desde los Andes, provoca las tormentas y el relámpago consiguiente, por las descargas eléctricas sobre gases ionizados, concretamente el metano producto de la descomposición de materia orgánica, en los pantanos sobre la desembocadura del río Catatumbo……por ser más liviano que el aire, asciende con facilidad hasta las nubes.

Centenares de descargas eléctricas simultáneas le otorgan a los cielos de la región un aspecto único en el mundo……El total de descargas eléctricas es 1.176.000 por año, con una intensidad de hasta 400.000 amperios.

 … su luz es visible hasta 400 kilómetros de distancia…
Tiene una característica muy particular, que no producen sonidos, como lo hacen las descargas eléctricas que se dan en otras regiones del país… A un increíble ritmo de hasta 280 descargas eléctricas por hora. Se dice que las tormentas del lugar producen un 10% del ozono troposférico generado en el planeta.

6.-LOCALIZACIÓN GEOGRÁFICA
El relámpago del Catatumbo suele desarrollarse entre las coordenadas de 8º 30´y 9º 45`de Latitud Norte; y los 71º y 73º de Longitud al Oeste del Meridiano de Caracas, lo que supone una zona muy extensa que comprende el Parque Nacional Ciénaga de Juan Manuel y la confluencia de la sierra de Perijá y la cordillera de Mérida. Aunque, como es lógico, no toda esta zona tiene siempre la misma actividad tormentosa. Puede ser observado desde todos los puntos de la costa del Golfo y del Lago de Maracaibo y desde aquellos lugares de la Cordillera Andina que no presentan obstáculos que oculten su Visual.
El relámpago del Catatumbo, se presenta en toda la cuenca del rio Catatumbo y en Colombia específicamente en norte de Santander, lo que significa que también se presenta este fenómeno único en esta región colombo venezolana. De modo que también el Catatumbo une a los países de Colombia y Venezuela.

Para quienes deseen visitar y observar con más cercanías a este fenómeno, se puede tomar la vía, cuyo recorrido terrestre no tarda dos horas, yendo desde El Vigía, vía Santa Bárbara, al pasar el puesto de control de la Policía del Estado Zulia. Luego se desvía a la derecha en la ruta hacia puerto Concha y allí se toman las lanchas que conducen en dos horas al pueblo Congo Mirador, luego en 10 minutos al pueblo de Ologá una de las poblaciones palafíticas, lugar desde donde se observa en todo su esplendor el Relámpago del Catatumbo.

Importancia: El relámpago del Catatumbo, tiene especial importancia por ser parte fundamental en la protección de la vida del planeta Tierra, pues es el único fenómeno natural del mundo que protege a nuestra atmósfera de los rayos ultravioletas que provienen del rey Sol lo cual lo convierte en el gran regenerador de la capa de Ozono (O3) y esparce por todas las tierras del sur del lago el nitrógeno que libera del ácido nítrico, rompiendo sus enlaces, haciendo de dichas tierras unas de las más fértiles de la zona.

El relámpago del Catatumbo es un gran productor de fertilizantes ya que sus descargas eléctricas producen ozono, amoniaco y óxidos de nitrógeno que al reaccionar con las aguas de lluvia formar fertilizantes propios de la naturaleza que alimentan la capa vegetal. El delta del Catatumbo tiene importancia vital para el lago de Maracaibo, por lo que se decretó esta área como reserva a fin de proteger la vegetación que cubre su fachada y las riberas de los brazos y caños que la cruzan. Decreto: 15 de junio de 1991.

7.- RELÁMPAGO PROTECTOR DE VIDA: (Beneficios)
El relámpago del Catatumbo, es el principal regenerador de la capa de ozono de la Tierra, que sobrevive en Venezuela gracias al Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel; parque ubicado al suroeste del Lago de Maracaibo, en una extensa área de suelo pantanoso que incluso admiradores buscan poner bajo la protección de la UNESCO.

“Se trata pues de un fenómeno excepcional, la mayor fuente de su tipo (tormentas eléctricas) para regenerar la capa de ozono en el planeta y un espectáculo de gran belleza que UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) a solicitud de Venezuela declara patrimonio natural de la humanidad”, destacó el ambientalista Erik Quiroga, el principal promotor de la idea.

Incluso Venezuela propuso que se adoptara el 16 de septiembre como el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, iniciativa aprobada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas a fines de 1994 a solicitud del Grupo de los 77 países en desarrollo más China. La fecha elegida recuerda la adopción el 16 de septiembre de 1987 del Protocolo de Montreal relativo a Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono, como los gases clorofluorcarbonos (CFC), empleados como refrigerantes industriales y aerosoles y del plaguicida bromuro de metilo.

El relámpago es una tormenta nube-nube que forma un arco voltaico a más de cinco kilómetros de altura, durante 140 a 160 noches al año, 10 horas cada jornada y hasta 280 veces por hora, sobre las ciénagas formadas cuando el río Catatumbo, que nace en Colombia, entrega sus aguas al Lago de Maracaibo.

La energía eléctrica que el fenómeno aplica al oxígeno en el aire produce ozono, un gas que por ser un potente oxidante es tóxico en la troposfera (hasta 12 kilómetros de altura) pero benéfico en la estratosfera (a mayor altura), pues conforma una capa que filtra los rayos ultravioleta y protege la flora y la fauna.

El Relámpago del Catatumbo, el fenómeno natural de la región venezolana en el estado Zulia es la primera fuente generadora, de ese gas (Ozono) que protege de la radiación a nuestro planeta tierra, que cualquier país del mundo desearía tener.

La otra forma de explicar el fenómeno es que cuando el rayo del Catatumbo se produce, provoca la electrólisis de las moléculas de oxígeno (O2) en la tropósfera; y es en ese instante que el oxígeno se descompone en átomos y en pocos segundos, tres de esos átomos se unen y forman el ozono (O3). El rayo del Catatumbo puede ser la primera Fuente Generadora de Ozono Estratosférico en su tipo.

8.- ARCO VOLTAICO DE CATATUMBO
El total de descargas eléctricas es 1.176.000 por año, con una intensidad de hasta 400.000 amperios, según mediciones de la caraqueña Universidad Simón Bolívar, y su luz es visible hasta 400 kilómetros de distancia

Las Ciénagas de Juan Manuel de Aguas Claras y Aguas Negras, donde se puede realizar turismo científico y ecológico por la gran variedad de fauna de la zona. Al igual que la zona el río Zulia que presenta grandes potencialidades turísticas a desarrollar.

ESTE FENÓMENO CLIMÁTICO, es además un orgullo para el occidental y petrolero Estado de Zulia, que lo ostenta en su escudo, simplificado como UN RAYO, su luz se puede percibir desde la entrada del golfo de Venezuela y las vecinas Antillas Holandesas”, dijo el experto Gonzalo Godoy.

El ozono generado por las tormentas eléctricas en las zonas templadas del planeta puede ser tóxico, porque la atmósfera es más pesada y el gas tiende a ubicarse entre los cinco y 12 kilómetros de altura, mientras que en la zona tórrida la atmósfera es más liviana y cálida y asciende rápidamente a mayor altura.
“De todos modos, el aporte regenerador de fenómenos como el del CATATUMBO, aunque valioso, es muy pequeño, pues las tormentas eléctricas apenas aportan 10 por ciento del ozono que se forma en el planeta”, apuntó Quiroga.
El país con mayor cantidad de descargas eléctricas en el mundo es Brasil, con unas 70 millones al año, pero los lugares específicos con mayor frecuencia anual son Bogor, al este de Java (Indonesia) y EL ÁREA DEL CATATUMBO. Bogor tiene un promedio anual de 223 días de tormentas nube- tierra e incluso figura en el libro Guinness de récords por los 322 días de tormentas medidos en los años de 1916 a 1919.
Sin embargo, y aunque no hay suficientes estudios que cuantifiquen el ozono aportado a la atmósfera, se considera al RELÁMPAGO DEL CATATUMBO el mayor generador individual, a juzgar por la intensidad de su destello, porque sus descargas son nube- nube y porque ocurren con más frecuencia en cada jornada.
“La base para que el fenómeno ocurra son las 300.000 hectáreas de ciénagas al sur del Lago de Maracaibo, 270.000 de las cuales tienen régimen de protección como Parque Nacional”, recordó a IPS Godoy, el biólogo que preside la entidad ambiental Pro cuencas.
Godoy advirtió que “el espejo de aguas que origina el RELÁMPAGO puede verse mermado según como se exploten para agricultura y cría las tierras altas del Catatumbo, por lo demás oferente de 60 por ciento del AGUA DULCE DEL LAGO”, donde la salinización ha avanzado al dragarse la garganta que lo comunica con el golfo de Venezuela.
El relámpago ha tenido ciertas épocas con menor intensidad, especialmente durante la época de sequía en el norte de Venezuela. Sin embargo, es normal que el fenómeno presente ciertas fluctuaciones que, en gran parte, se compensen entre sí. Según testigos, se puede apreciar de abril a noviembre, durante 240 noches al año.
Se producen de 18 a 60 relámpagos por minuto, más de 20 mil por hora, en la población del Congo Mirador, al sur del Lago de Maracaibo. El fenómeno, que constituye un ciclo de tormentas eléctricas se produce desde las 8:00 de la noche hasta la madrugada. Estimaciones de la estadounidense Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) dan cuenta de que el hueco en la capa de ozono del planeta puede alcanzar este año a 28 millones de kilómetros cuadrados, que equivale a tres veces el tamaño de Estados Unidos. La principal causante del hueco es la emisión de gases industriales CFC.

9.- UNA MIRADA DONDE NACE EL RELÁMPAGO DEL CATATUMBO: AHORA ORGULLO DE LOS VENEZOLANOS (Ciénagas de Juan Manuel)

En la zona se localizan las Ciénagas de Juan Manuel de Aguas Blancas y las Ciénagas de Juan Manuel de Aguas Negras. El Relámpago del Catatumbo, principal fenómeno eléctrico en el planeta, nace en el corazón del Sur del Lago de Maracaibo, en el Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel, reservorio natural de 226 mil hectáreas, no es solo un orgullo de los zulianos, actualmente también es de todos los venezolanos después de haber entrado en el libro Récord Guinness por registrar más relámpagos por kilómetros cuadrados al año. Fue decretado Parque Nacional el 15 de junio de 1991 y publicado en Gaceta Nacional N° 35.065 el 7 de octubre de 1992 y Patrimonio Natural del Zulia el 27 de septiembre de 2005. El horario de visita es de 07:00 am a 04:00 pm.

Es recomendable visitarlo en horas de la mañana, llevar ropa cómoda e ir acompañado de un guía. Cabe destacar que está prohibida la caza y la pesca en la zona.
La región que corresponde a los pantanos del Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel está delimitada al Norte por la cuenca del río Santa Ana, y al Sur por la del Catatumbo, por el Este colinda con la Reserva de Flora y Fauna del Ministerio del Ambiente en donde se ubican poblaciones palafíticas como Congo Mirador, a orillas del Lago de Maracaibo, y por el Oeste colinda con hatos y haciendas cercanas a la Carretera Regional No. 6, que une las poblaciones de Machiques con Casigua El Cubo [Muñoz y Cubillán, 2005].

En su interior yacen las cuencas de los ríos Bravo y Concepción y las lagunas La Negra, La Belleza, la Bellecita, El Zamuro y La Estrella (la más extensa de todas). Se trata de un ecosistema cenagoso, con profundidades entre 1 y 5 metros, y temperaturas medias anuales entre 28 ºC y 32 ºC [Muñoz y Cubillán, 2005]

Cómo llegar: Por carretera, siguiendo las vías Maracaibo – Encontrados-Río Catatumbo; Maracaibo – Santa Bárbara-Río Escalante y Maracaibo – Machiques- La Fría-Río Santa Ana. saliendo de Maracaibo por tierra por la vía Machiques – Colón, son casi cinco horas por carretera, donde podrás apreciar una rica variedad de paisajes. Pasando por diversos caseríos y pueblos importantes como la Villa del Rosario, Machiques de Perijá, Puerto Catatumbo, Casigua el cubo hasta llegar a San Carlos del Zulia y Santa Bárbara, donde se pernocta un confortable hotel. Estar en Santa Bárbara implica deleitarse de su gastronomía típica, con su famoso Armadillo asado, los mejores cortes de carne a la brasa, desayunos típicos a base de plátano maduro, dulces exquisitos como el famoso limonzón con leche cortada, entre muchos más.

La zona sur del lago es rica en exportación de plátanos, carnes, pescados y la famosa Palma Aceitera. Para aquellos amantes de alguna de estas producciones, se les ofrece como opcionales una visita guiada hacia: Finca Miraflores “Criadero de Cachamas”, Palmeras el Puerto “Producción de Palma Aceitera”, CIPLAT “Centro Internacional del Plátano”, entre otros. Al siguiente día, se continúa la ruta hacia el Congo Mirador. Tomando la vía Santa Bárbara el Vigía, a unos veinticinco minutos se llega al Parador Turístico de Puerto Concha, donde se tomarán las lanchas pintorescas que nos llevan a este prodigioso destino.

El trayecto dura aproximadamente unas tres horas, atravesando la unión de importantes ríos con nuestro lago, permitiendo observar y sentir un contraste entre sus aguas. Finalmente se llega al Congo, se disfruta de un paseo alrededor de sus pintorescos palafitos, se visita la iglesia y se conoce a la amable gente quien te invita a degustar de un rico café o los famosos tequeyoyos donde la familia del Sr. Checame. La ruta se sigue hasta el pueblo de Ologá a tan solo unos diez minutos del Congo, un pueblo edificado en una media luna de isla, con playas al extremo oeste y al este el gran espectáculo del Relámpago del Catatumbo quien te ilumina en las oscuras noches y te llena de gran energía.

Por vía lacustre y fluvial, navegando por el Lago de Maracaibo y luego siguiendo los ríos Catatumbo, Santa Ana y Escalante.
Por vía aérea hasta los aeropuertos de Santa Bárbara o La Fría y en avioneta hasta la pista de aterrizaje de Campo Rosario.

Otra: Quienes viajan por tierra se dividen entre la opción de tomar la carretera Machiques-Colón o la Panamericana para llegar a la vía Santa Bárbara-El Vigía. Por allí se arriba al parador turístico de Puerto Concha –donde se toman las lanchas que llevan hasta el Congo Mirador-Ologá. Encontrará un conjunto de pantanos y lagunas con una rica vegetación de selvas de pantanos, lodazal y herbáceos del sector. En las partes más altas del parque se desarrollan los bosques ombrófilos siempre verdes y grandes árboles como la Ceiba pentandra un árbol alcanza 60 a 70 metros de altura y el Mijao o caracolí de hasta 45 m de altura.
Otra: Aventurarse a admirarlo es un regalo a los sentidos. Desde Puerto Concha, un pueblo pesquero ubicado en el municipio Colón, se zarpa hacia los sitios desde donde se puede apreciar el fenómeno. Puerto Concha está ubicado a unos 20 minutos de Santa Bárbara del Zulia, capital de Colón. La odisea empieza con un paisaje cubierto por manglares y plantas que solo existen en la zona. Los monos araguatos reinan en las cimas de los árboles y desde muy temprano se les escucha entre los espesos follajes. El viaje en la lancha comienza entre lagunas que parecen espejos y que se encuentran con ríos que desembocan en el Lago. Tras dos horas de haber partido de Puerto Concha se llega a Congo Mirador, desde donde se capta una de las vistas más fascinantes del fenómeno, que, según narran pobladores como Tamara Villasmil, ha estado presente mucho antes de que Congo existiera.

“Para nosotros, dicen los lugareños, es común apreciar al Relámpago. Hemos crecido viéndolo, forma parte de nuestra cotidianidad. Muchas veces, de madrugada, vemos los destellos. Unas noches se ve más que otras”. El relato de Jaime Morales, poblador de Puerto Concha, deja claro lo que significa el Faro del Catatumbo que lejos de ser un evento estático, el Relámpago es un ciclo de tormentas eléctricas que va desde la laguna La Estrella, en el parque nacional Ciénagas de Juan Manuel, hasta Congo Mirador, pueblo de agua ubicado en pleno Lago de Maracaibo, municipio Catatumbo. De la preservación del ecosistema donde se forma el resplandor, dependerá la permanencia de un evento meteorológico único en el planeta.

Otra: (2dias) Llegamos a Puerto Concha, un pequeño pueblo de pescadores al borde del Río Concha, un río que desemboca en el Lago de Maracaibo. Aquí comienza nuestro paseo en bote por el Parque Nacional Las Ciénagas de Juan Manuel. Durante la navegación hacia el lago tenemos la oportunidad de pasar por la abundante vegetación que rodea el río, hábitat natural del mono araguato y de varias aves endémicas fáciles de observar. Llegando a la desembocadura del río en el Lago de Maracaibo encontraremos los primeros palafitos donde pasaremos la noche durmiendo en hamaca.

Estos palafitos están en uno de los mejores lugares para observar el fenómeno del relámpago del Catatumbo durante la noche. El segundo día, después de un paseo en lancha a lo largo de la orilla del lago, con posibilidad de observar delfines, caimanes, aves y los pescadores de cangrejos, nuestro lanchero nos regresará a Puerto Concha. Desde aquí empieza nuestro viaje de regreso a por una vía diferente a la de ida.

Para ver y disfrutar: El Relámpago del Catatumbo es la estrella de la película: Un fenómeno único en el mundo, que puede visualizarse en el parque. El Relámpago del Catatumbo es un ciclo de tormentas eléctricas, que se observa en más de 200 noches al año. Su vitalidad genera ozono, componente que, en dosis equilibradas, actúa como un filtro de los rayos solares. Se le califica como el “primer faro natural del planeta”.

Canales de navegación: La magia es recorrerlos y ver como se transforman en imponentes las lagunas La Estrella, Zulia, Manatíes, María Antonia, La Paloma, Las Doncellas, y La Boyera así como en las ensenadas Los Palitos, Agua Muerta y El Muerto,. Allí, se pueden observar los palafitos, donde vive buena parte de la población de la zona.

Fauna: Al paso se podrán observar la diversidad de la flora y fauna típicas de la
zona, en las riberas se podrá ver a simple vista el chicaguire, el pato ala azul, el garzón cenizo y el chicuaco cuello rojo, sin dejar de lado los monos y araguatos trepando en los inalcanzables arbustos centenarios. Alrededor de 20 mil aves de diferentes especies, utilizan el bosque de manglar para dormir. Al amanecer, es un espectáculo ver alzar el vuelo a las garzas migratorias, alcatraces, patos reales, playeros cabezones, tigüi tigüis, gaviotas, garzas blancas, azules, entre otros. También pueden apreciarse el jaguar, el cunaguaro, el venado caramerudo. Mientras, si se tiene suerte, podrán divisar en las aguas a los manatíes, la nutria, el perro de agua, mamíferos como el araguato, lapa, danta, y especialmente la tonina Inga geoffrensis; preservadas por los pobladores,

Gracias a la creencia religiosa de los pescadores del sitio, que la comparan con una virgen.

Toda una aventura: Las selvas del Catatumbo son las más vírgenes del Occidente de Venezuela. La mayoría de los visitantes vienen a este lugar para ver esta tormenta atmosférica y todos coinciden que además de los rayos, esta es una de las regiones más fascinantes de Venezuela. Buena parte del recorrido está dedicada a la observación de vida silvestre. Existen especies comunes, igualmente y con un poco de suerte, se puede observar nutrias, osos, hormigueros, caimanes y distintas serpientes. Hasta ahora no se han visto serpientes venenosas por la condición de ser selvas inundadas.

Qué hacer en el sitio: Se recomienda visitar el parque en horas diurnas, recorrerlo en grupos y preferiblemente acompañado por un guía o conocedor del área. Usar ropa ligera y fresca por el agobiante calor, llevar protector solar y suficiente agua potable. Ante el inclemente sol de la temporada, es importante llevar dentro de sus artículos personales protectores contra los rayos UV, fármacos para evitar el mareo y la fatiga, dado el tiempo de estar expuesto a la navegación fluvial. No olvide los repelentes para los insectos voladores, así como una buena crema humectante para untarse luego de los recorridos por las zonas circunvecinas de Congo Mirador y Ologá.

Congo Mirador y su pueblo vecino Ologá —Una región que brilla por sí sola— Congo Mirador y Ologá son dos poblaciones palafíticas (llamadas en el Zulia pueblos de agua) establecidas en el margen suroeste del lago de Maracaibo. Son de los caseríos de más difícil acceso en la región zuliana por estar ubicados luego del Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel y sólo es posible llegar hasta ellos en lancha o embarcaciones desde la capital del municipio Catatumbo, Encontrados, tras un recorrido por río que supera las tres horas o desde Puerto Concha en Colón bordeando la costa durante casi dos horas asentados en el sur de nuestro Lago.

Estos son pueblos palafíticos con un ecosistema imponente, llena de atractivos naturales, donde convergen importantes ríos como el Zulia, río Bravo, Escalante y el caudaloso Catatumbo. Rodeado de una vegetación exuberante, con colores en todo su verdor que van desde manglares hasta palmeras. Rico en una fauna en peligro de extinción como el Caimán de la costa y el Manatí. De los más hermosos del Zulia, situados a una altura de 1 metros sobre el nivel del mar y están desapareciendo por la sedimentación y el derrame de petróleo proveniente de Colombia que se mantiene en las aguas del río Catatumbo lo cual afecta a decenas de pescadores y habitantes de los pueblos palafíticos.

Su población es de aproximadamente 373 habitantes. El medio de transporte son pequeñas canoas para trasladarse dentro de la comunidad y para ir a la ciudad lo hacen en lancha.

Los habitantes de Congo Mirador viven de la pesca y su único medio de transporte es por lancha. A dos horas y media está la estación de servicio Río Abajo Catatumbo, que provee de combustible a los pescadores. Los niños y niñas asisten a clases en la Escuela Básica Jesús María Prado, pero la educación solo es impartida hasta cuarto grado. Este pueblo de agua en el Sur del Lago vive de la pesca, no del turismo. No cuenta con una infraestructura adecuada para fines masivos.

Manifestó Lidoney Navarra, conocido como el “Farolero del Congo”, por ser quien enciende la energía eléctrica en el pueblo. Aquí viene gente de China, Australia, de todos lados vienen curiosos y quedan maravillados no solo por el Catatumbo, sino también por el pueblo

La Virgen del Carmen es la patrona del pueblo, cuya iglesia, que lleva el mismo nombre, mantiene sus puertas abiertas las 24 horas del día, sin embargo, solo una vez al año se celebra misa. “El cura nada más viene desde Barranquitas cada 16 de julio, porque es el día de la Virgen del Carmen, de resto la iglesia está abierta pero no hay misa”, detalló Lidoney. Ese día se celebran las ferias de Congo, y además de la eucaristía, los pescadores, en procesión, veneran a su patrona con música y diversos actos sobre el agua.

La desaparición de Congo Mirador sería una herida en el paisaje y en la apreciación de este extraordinario fenómeno, hay que hacer una cruzada nacional para que draguen el río Catatumbo y algunos otros ríos como el Bravo (…) Y también ver la manera de regular lo que ha sido una intervención desmedida de las inmediaciones del Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel, mediante la desviación de los cauces, lo que ha tenido un papel determinante en la formación de la sedimentación.

Congo Mirador

Cada una de estas descargas, tiene energía para encender 100 millones de bombillas, lo que significa que 15 minutos de actividad bastarían para encender todas las bombillas de Suramérica.

Ologá —olor a gas en inglés— que es de donde nació el nombre de este minúsculo pueblo, un pueblo de palafitos, del Estado Zulia en Venezuela, está situado a una altura de 1 msnm. Es un mirador excepcional para admirar el relámpago del Catatumbo. Un pescador señaló que la pesca en la laguna de Ologá es diversificada, pues logran sacar varios tipos de pescado, entre ellos, Manamana, Bocachico, pavón, armadillo, paletones, babilla frita y arepas y otros muy comerciales para la venta. Conservas de coco fabulosas y unas tiras de coco confitadas realmente espectaculares; galletas de huevo buenísimas, Abundante agua de coco para todos. Panela con limón y coctel con leche de coco, Abundante agua de coco para todos. Panela con limón y coctel con leche de coco para los que se alegran el espíritu. Comeremos fideo en coco, un plato que desde el primer día nos han vendido como exquisito. De almuerzo plátano cocido, pescado y abundante agua de coco, para mitigar el calor. e ellos. Cambiamos nuestros habituales aperos de cocina por cholas, shorts y franelas que ayudan a mitigar el calor agobiante. A ratos la vida parece una foto.

Nuestra clase de hoy sigue enrumbándoles. La que recibimos nos muestra el pámpano, pescado graso por demás, con agradable sabor y carne blanca rodeada de densas capas de grasa. Asado a leña en hoja de bijao. Y el armadillo machete, abierto y con un color y consistencia parecido al salmón, solo que nuestro y además a un precio irrisorio. No puedo evitar pensar cómo sabrá al ajo asado, mi fórmula favorita para el salmón. El descubrimiento del día: la hoja de almendrón como contenedor del sabor del pescado, perfumado, sutil y elegante. Divina. Y la leña le aumenta los tonos ahumados. Realmente exquisita. Día vivido. Día disfrutado.

Ciertamente han sido tres generaciones las que han hecho vida hasta hoy en Congo Mirador y Ologá, comunidades que está a solo 30 minutos de Puerto Concha, pero aun una cuarta camada de niños se vienen levantando con ese amor a la pesca y la caza, la vida en lancha como medio de transporte y una pasión por el Relámpago del Catatumbo.

Localización geográfica: Ologá es un lugar poblado y se encuentra en Estado Zulia, Venezuela. La elevación del terreno estimación sobre el nivel del mar es 1 metro. Latitud: 9 ° 25’53 .9″ Longitud: -71 ° 50’6 .79.
Ologá es menos pintoresco y exótico que el mismo Congo Mirador, pero al mismo tiempo más limpio y más ordenado, pero el Congo Mirador es espectacular para tomas de fotografías, siempre hay algo nuevo que descubrir. Su población es de aproximadamente 309 habitantes.

Ologá, que es un pueblo pequeño, pero como nota negativa nos preocupa el terrible analfabetismo que se vive en la zona” Johan León, director general de esta organización de base comunitaria, afirmó que el acceso a la educación en Ologá y Congo Mirador es casi imposible y las pocas personas que cursan estudios lo hacen hasta los primeros grados de primaria y luego se retiran y se dedican a la pesca.

El río Catatumbo, grande y poderoso, sobre todo lleno de vida silvestre, el, junto con la Laguna de Juan Manuel, merece mención aparte.

En cuanto a la flora y la fauna: Al paso de las lagunas La Estrella, Zulia, Manatíes, María Antonia, La Paloma, así como en las ensenadas, Los Palitos, Agua Muerta y El Muerto, se podrán observar la diversidad de la flora y la fauna típicas de la zona, en las riberas se podrá ver a simple vista el chicaguire, el pato ala azul, el garzón cenizo y el chicuaco cuello rojo, sin dejar de lado la los monos y araguatos trepando en los inalcanzables arbustos centenarios. También pueden apreciarse el jaguar, el cunaguaro, el venado caramerudo.

 Ologa

Mamíferos como: nutria, perro de agua, tonina o delfín de río. Reptiles: caimán de la costa, babilla, iguana. Mientras, si se tiene suerte, el cunaguaro, el venado caramerudo. Mientras, si se tiene suerte, podrán divisar en las aguas a los manatíes, la nutria, el perro de agua y hasta la tonina.

En las Ciénagas de Juan Manuel de Aguas Claras y Aguas Negras, se puede realizar turismo científico y ecológico por la gran variedad de fauna de la zona. Al igual que la zona el río Zulia que presenta grandes potencialidades turísticas a desarrollar

Ciénaga de Juan Manuel

De igual forma, la Gastronomía autóctona y el pernoctar en los palafitos, significa compartir con los habitantes propietarios de las instalaciones sostenidas por pilotes que separan el piso de madera, del majestuoso estuario. A la hora de la alimentación, ténganlo por seguro que los platos son a base de pescado de río. Especies como la Manamana, Bocachico, el armadillo, el cangrejo azul, la doncella, el pámpano, entre otros, serán la delicia bien sea asado, horneado, frito o en un buen hervido.

Por lo general, la cabeza de familia se encarga de su preparación, su acompañante a toda hora es el inigualable plátano y el queso blanco de la zona. Después del seco, las conservas de maduro, el calabazate y el chocho e´ vaca, son los postres servidos en la mesa. El trayecto en unidades rápidas con salida desde la capital colonense, por la otrora calle La Marina, puede tener una duración de dos horas y media si el clima lo permite.

Siguiendo con la gastronomía de la zona: La Carne de vacuna constituye la base de la culinaria del Catatumbo preparado en diversa formas; Guisadas, asada en parrilla o mechada, muy típico son las hayacas de carne de cochino o de gallina. Con la particularidad que la masa es preparada con plátano, pero también encontramos platos como la Lapa en Coco o asada, el piro piro, los guisos y sancochos de boca chico, armadillo, Manamana, el asado de armadillo cubierto en hojas de plátanos. Pero si el Catatumbence no tiene plátano y queso en la mesa su comida está incompleta.

En cuanto a dulces y otros manjares se preparan dulce de maduro, de lechosa, piña, majarete, arroz con leche, chicha de maíz y chocho e’ vaca.

En cuanto a su cultura popular: Las mayores celebraciones populares están referidas a las festividades de la Virgen del Carmen (16 de Julio), ella logra concentrar a un grueso número de personas que participan activamente en el desarrollo de las mismas.

El culto a San Benito puede también considerarse como el otro rasgo de la cultura popular, la mayoría de su parroquia celebran fervorosamente la Fiesta de Santo Negro los días (27 de Diciembre y 1 de Enero), también se le rinde honores a Santa Lucia (13 de Noviembre) la Virgen de la Chinita (18 de Noviembre) y San Martín de Loba (11 de Noviembre.

9.- INFORME PRELIMINAR DE LA INVESTIGACIÓN:
Observaciones y Fenomenología del Relámpago del Catatumbo en las Ciénagas de Juan Manuel
Epicentros
Primera expedición (10 al 13-12-1998) se instalaron puntos de observación en la localidad de “Los Encontrados”, a orillas del río Catatumbo (09º 03,89’ N 72º 14,14’ W 440 m snm) y en el delta de dicho río al sur del Lago de Maracaibo, en el palafito de “Punta Chamita” (09º 05,77’ N 71º 42,88’ W 196 m snm) también se exploró la zona comprendida entre ambos puntos a lo largo del curso del río.

El fenómeno se presenta en dos regiones bien localizadas al oeste del Catatumbo, al interior de las ciénagas, más particularmente entre las Lagunas la Estrella y la Belleza, colindantes con el río Bravo. (Ver gráfica).

Desde los puntos de observación se visualizó el “Relámpago del Catatumbo” como destellos nube-nube y el resplandor fosforescente (relámpago) en regiones del cielo bien localizadas y persistentemente durante toda la noche, si bien, por momentos de hasta una hora se dejaba de observar debido a nubes interpuestas entre el sitio de observación y los epicentros distantes varias decenas de kilómetros al interior de las ciénagas. También se observaron esporádicos rayos nube-tierra en otras direcciones del cielo que no presentaban la magnitud, persistencia y cuasi-periodicidad de las otras descargas.

La segunda expedición permitió ubicar la región de ocurrencia del fenómeno, se efectuó entre los días 20 al 23 de Julio de 1999 al interior de los pantanos. Se instalaron sitios de observación en: la localidad de “Encontrados” (09 3’ 51” N 72º 14’ 09” W 14 m snm), la laguna La Negra (09º 14’ 13” N 72º 06’ 33 W 36 m snm) y las orillas del río Bravo (09º 14’ 15” N 72º 06’ 31” W 41 m snm) así como la exploración de los recorridos ribereños y lacustres intermedios.

Los resultados corroboraron la existencia de zonas de epicentros en las cercanías de las lagunas, al interior de las ciénagas, colindantes con el río Bravo. Así como la persistencia de al menos dos regiones del cielo, bien diferenciadas con separación angular de 66º de azimut, donde se producen las descargas.

De hecho, las fotografías tomadas evidencian la característica descarga nube-nube, y su relativo confinamiento en una cierta región del cielo, sin la presencia de extensas formaciones nubosas como cabría de esperar en una típica tormenta.

Discusión de las observaciones
En primer lugar, las observaciones realizadas y el material fotográfico correspondiente revelan que el fenómeno del relámpago del Catatumbo:
Se presenta en dos regiones bien localizadas al oeste del Catatumbo, al interior de las ciénagas, más particularmente entre las Lagunas la Estrella y la Belleza, lo que dilucida la zona específica y el número preciso de epicentros (que se habría de determinar según Zavorstky, 1991).

Además que los rayos no son nube-tierra ni tierra-nube, lo que permite descartar fuentes geotermales, geomagnéticas o radiactivas en el substrato. En realidad es un fenómeno nube-nube. Justamente esto explica el carácter inaudible de las descargas (nivel querúbico nulo) ya que los rayos ocurren a gran altura, y el sonido de la onda de choque generada por la ruptura del canal de descarga se amortigua en el interior de la nube.

En segundo lugar; y esta es la conclusión más relevante del trabajo.
Las enormes extensiones de ciénagas son la fuente del gas metano, el cual por procesos de evaporación sube a la atmósfera (a la nube más elevada) y contribuye, por sus propias características piezo-electricas al origen y recurrencia del relámpago.

El argumento del metano (y el confinamiento orográfico)
La concentración de este gas en el seno de las nubes convectivas sobre la región causaría la separación de cargas eléctricas en el interior de las células de las nubes, posibilitando las descargas (rayos) y la fosforescencia observada (relámpago).

Hay dos hechos importantes que sugieren fuertemente al gas metano como el agente causal principal del relámpago.

El primero es que durante el día el fenómeno no tendría lugar porque la irradiación solar foto disocia el metano continuamente. Después del ocaso solar se manifiesta la actividad eléctrica incluso antes de que la temperatura cambie apreciablemente (desechando de paso la hipótesis de choques de nubes frías y calientes). Después de precipitaciones de gran magnitud, la visibilidad del fenómeno disminuye e incluso desaparece por completo. Ello se explicaría porque las precipitaciones intensas y/o prolongadas arrastran el metano hacia la superficie y disminuye la concentración relativa del gas. Por otro lado, durante la estación seca (verano) la evaporación y la temperatura media se incrementan, facilitando el ascenso del metano hacia las capas altas de las nubes.

El segundo hecho se refiere a la observación de que la acumulación relativa del metano atrapado al interior de las nubes no es modificada por los vientos. Este proceso puede ser favorecido por la existencia de un centro local de baja presión situado entre los ríos Bravo y Catatumbo que acarrea la circulación cerrada de los vientos para cotas inferiores a los tres mil metros. Cuando las nubes convectivas alcanzan gran desarrollo vertical, son empujadas hacia el lago de Maracaibo y la capa superior rica en metano se disipa, por acción de los vientos alisios existentes a cotas mayores a los tres mil metros y, principalmente, por la licuación y coalescencia del metano al interior de la nube. La capa inferior de la nube queda enriquecida con cargas superficiales por la inducción eléctrica y por la licuación del metano y ocasiona esporádicos rayos nube-tierra justo cuando las nubes son forzadas a desplazarse sobre las riberas del lago, sin el característico resplandor fosforescente del “relámpago del Catatumbo”.

Otra posibilidad que sugiere la presencia de metano atmosférico sobre las lagunas, es la presunción de existencia de kerogeno III en el substrato, típico de depósitos de hidrocarburos y de concentraciones altas de metano. El substrato del lago de Maracaibo es rico en depósitos petrolíferos y comparte con las ciénagas ribereñas la misma historia geológica.

Así la acumulación de metano en la atmósfera podría verse favorecida por el escape de este gas a través de fisuras en el manto rocoso al interior de las ciénagas (lagunas). Ello podría explicar la observación reportada por Centeno (1) sobre la “misteriosa desaparición del relámpago” en algunos casos, o el súbito incremento de la actividad del relámpago en otros, inmediatamente después de la ocurrencia de sismos intensos de la región.

Teoría de Nelson Falcón (UC-Venezuela IAC-España)
Falcón, et al “Modelo Electro atmosférico del Relámpago sobre el Río Catatumbo”. Ciencia 2000, 8, 2,155-167.Sci. J. From Exp. Faculty of Sc “Microfísica del Relámpago del Catatumbo” Ingeniería UC 2000, 7, 1, 47-53. The Catatumbo lightnight Sci. Am Submitting. Motivo de controversias su comprensión.

Modelo Electro atmosférico del “Relámpago del Catatumbo de Nelson Falcón
Al sur del lago de Maracaibo (Venezuela) se presenta un relámpago permanente denominado “Faro de Maracaibo” o “Relámpago del Catatumbo”. El carácter local, antiguo y recurrente del fenómeno tiene características únicas, siendo motivo de controversias su comprensión. Se presenta el resultado de las expediciones realizadas con el fin de caracterizar el fenómeno y se propone un modelo Microfísico para la actividad eléctrica atmosférica observada en la región. Se destaca la importancia del gas Metano como agente causal de la actividad el eléctrica atmosférica

Conclusiones
1. El metano sería el agente causal para comprender el “Relámpago del Catatumbo”.
2. La concentración del CH4 en las nubes convectivas causaría la separación de cargas eléctricas, posibilitando las descargas (rayos) así como la fosforescencia observada.
3. El mecanismo propuesto está en acuerdo con el nivel de conocimientos acerca de las descargas eléctricas en gases ionizados y con las propiedades físico-químicas del metano.
4. En el día no ocurre el fenómeno porque la irradiancia solar fotodisocia el metano. Después del ocaso solar o durante un eclipse total, se manifiesta la actividad eléctrica antes del cambio de la temperatura.
5. La concentración de metano en la troposfera varía localmente hasta incluso concentraciones del 0,1 % (Carman & Vincent, 1999).
6. Hielo Inflamable de Metano en el Océano (Suesset al, 1999)

Conclusiones
•Durante y después de precipitaciones intensas y/o prolongadas, la actividad disminuye o desaparece por completo porque las precipitaciones arrastran el metano hacia la superficie.

•Durante la estación seca la evaporación y la temperatura se incrementan, permitiendo la volatilidad del gas y su rápido ascenso a las nubes altas donde se formarían cristales autopolarizados eléctricamente.

•Los vientos no disipan la acumulación relativa del metano porqué éste queda atrapado al interior de las nubes. Este proceso de acumulación puede ser favorecido por la existencia de un centro local de baja presión (Gol, 1963) situado entre los ríos Bravo y Catatumbo para cotas inferiores a tres mil metros.

“es la concentración de millones de cocuyos (luciérnagas) que todas las noches se reúnen en el Catatumbo para rendirle tributo a los padres de la creación”
Chamán Owakala
(étnia Warí, cordillera de Perijá, Sur del Lago de Maracaibo)

La teoría del investigador Ángel Muñoz (Fuente: http://www.vtv.gob.ve)
Durante años predominó la tesis de que el metano emanaba de la descomposición de materia orgánica que producen las torrenciales lluvias en la zona sur de la cuenca del lago, unos 600 kilómetros al suroeste de Caracas, donde chocan vientos alisios del noreste y suroeste.

Pero el investigador Ángel Muñoz, de la Universidad del Zulia, presume la existencia de kerogeno (una mezcla de compuestos orgánicos que impregna rocas y otros sedimentos) en el subsuelo de las lagunas de aguas oscuras entre los vecinos ríos Bravo y Catatumbo.

“El sustrato del lago es rico en depósitos petrolíferos y comparte con las Ciénegas ribereñas la misma historia geológica. La acumulación de metano podría verse favorecida por el escape de este gas a través de fisuras en el manto rocoso a través de las Ciénegas y lagunas”, afirma Muñoz.Ello explicaría la misteriosa desaparición del relámpago o el aumento de su frecuencia e intensidad después de la ocurrencia de sismos en la región.

El metano asciende hasta siete u ocho kilómetros, y cuando se ionizan las partículas de hielo en las enormes nubes convectivas, se producen las descargas eléctricas vistas en ocasiones a 400 kilómetros de distancia, desde islas en el sur del Caribe.

El Catatumbo tiene más potencia que cualquier otro rayo: y, por ocurrir a más de siete kilómetros de distancia del suelo, puede verse incluso desde Barquisimeto. El proceso natural de calentamiento y enfriamiento del aire genera que las nubes choquen y provoquen la descarga de energía. Ese rayo se da nube-nube, lo cual significa que no cae al suelo. Quiroga, su impulsor e investigador, asegura que, en unos pocos segundos, el rayo tiene la capacidad de encender todos los bombillos de América del Sur.

10.-MUSEO DEL RELÁMPAGO DEL CATATUMBO
No vale la pena perderse los grandes espectáculos naturales que ofrece el planeta Tierra, que en cada oportunidad recuerdan su belleza y su imponente fuerza. En la cuenca del río Catatumbo en Venezuela se puede apreciar la “madre de todas las tormentas”, considerado como un milagro de la naturaleza, una tormenta que dura 160 días al año y genera 300 relámpagos por hora, gracias a sus particulares condiciones atmosféricas, en la que abundan vientos alisios y gas metano de los manglares.

Es una tormenta eléctrica muy particular, visible la mayoría de las noches del año. El fenómeno es un escenario visible en época de sequía, de Enero a Abril, y de Junio a Octubre; principalmente en estos últimos meses. Se la llama El Faro de Maracaibo, Relámpago o Rayo del Catatumbo,

La sala de exhibición sobre este tema cuenta con un generador de rayos tipo bobina de Tesla construido localmente, con capacidad aproximada de generar rayos de hasta un millón de voltios situado en el centro de la sala, como también un equipo computarizado, interactivo mediante una pantalla de toque, donde los asistentes más jóvenes podrán interactuar con varios personajes que explicaran de forma entretenida y amena toda la información relacionado con el fenómeno del rayo del Catatumbo y la electricidad.

Más de diez años de estudios: Dice Quiroga; “Mi relación con el Relámpago del Catatumbo no es ocasional, viene de lo profundo de mi infancia, su mágico misterio me brindó su luz una noche en Bobures, era la noche que me brindaba su sonrisa de fuego, fue compañero de viaje en mi niñez, y aún perdura en mis adentros, con aroma de palmeras y suave rumor de Lago”, así exclamó el ambientalista zuliano al referirse al camino que ha recorrido para lograr que el Faro del Catatumbo sea impulsado en el mundo por sus características sin igual.

“Hace diecisiete años, con el apoyo de todos los sectores zulianos, he venido promoviendo al Relámpago del Catatumbo como fenómeno excepcional y desde marzo de 2003 hasta el presente, emprendí el camino para que la zona donde nace sea Patrimonio Natural de la Humanidad ante la Unesco”.

Esta maravilla natural es capaz de producir un millón 176 mil relámpagos por año (equivalente a 250 relámpagos por kilómetros cuadrados), cantidad por la que desplazó a la Región de Kifuka, con 152 Relámpagos/Km2/al año en la República Democrática del Congo, al poseer el mayor promedio mundial de relámpagos por kilómetros cuadrados al año.

Ahora el Relámpago del Catatumbo lleva una ventaja de 92 relámpagos por kilómetros cuadrados. Además, según el ambientalista, “existen indicios de que este fenómeno es la primera fuente generadora de ozono estratosférico en el planeta en tormentas eléctricas de nube a nube”.

El fenómeno se produce al converger en la zona nubosidad cargada de electricidad con suelos cenagosos igualmente cargados, en un medio de baja presión atmosférica resultado del desvío que sufren los vientos alisios del noreste al chocar con la sierra de Perijá, con alturas superiores a los 3.500 metros.

De acuerdo a Quiroga, las descargas eléctricas de nube a tierra pueden tener una intensidad de 10.000 a 50.000 amperios, mientras que las de nube a nube, como las del Catatumbo, tienen de 100.000 a 300.000 amperios, lo que explica que sea la primera fuente generadora de electricidad de origen tormentoso en el planeta.

El referido estudio es un monitoreo de 13 años (1998-2010) de las Tormentas Eléctricas en las Regiones Tropicales del planeta, realizado por expertos en el tema, basados en los datos proporcionados por redes globales en tierra y el satélite TRMM: Tropical Rainfall Measuring Mission (Misión de Medición de Lluvias Tropicales) de la NASA, con un Sensor de Imágenes de Relámpagos (LIS) para detectar y localizar relámpagos

La Capa de Ozono
En 1995, gracias a la firma del Protocolo de Montreal, instituido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se estableció el 16 de septiembre de cada año, como Día Internacional de la Protección de la Capa de Ozono.

Este 16 de septiembre, se conmemoró el Día Internacional de la Protección de la Capa de Ozono a propósito de esta fecha es importante destacar que Venezuela: El Relámpago del Catatumbo. Fenómeno meteorológico, cuya ocurrencia en el estado Zulia, aporta el 10% del ozono que protege el ecosistema del planeta Tierra.

En Venezuela el fenómeno meteorológico vinculante a la Capa de Ozono, conocido como El Relámpago del Catatumbo, al sur del Lago de Maracaibo genera tormentas eléctricas, capaces de producir un millón 176 mil relámpagos por año, produciendo el 10% del ozono, que contiene la Capa.

Considerado como un milagro de la naturaleza, El Relámpago del Catatumbo contempla la producción de nubes verticales, formando arcos eléctricos, entre los dos y los diez kilómetros de altura, a medida que los Vientos Alisios, penetran en la superficie del Lago, en horas de la tarde.

Las intensas descargas eléctricas durante este fenómeno, provocan la ionización de los gases atmosféricos, formando ozono, de 140 a 160 noches al año, por una duración de diez horas por noche y produciendo aproximadamente, 280 descargas por cada hora.

11.- RELÁMPAGO DEL CATATUMBO ENTRA AL RÉCORD GUINNESS

En el marco de las Jornadas de la Zulianidad, el Gobierno Bolivariano del Zulia, incluyó para el cierre de las actividades la ceremonia de entrega del Récord Guinnes Meteorológico para el Relámpago del Catatumbo.
El Guinness World Records: es un libro de referencia publicado anualmente desde 1955 que contiene una colección de récords mundiales, tanto en los logros humanos como del mundo natural. Es una marca ampliamente reconocida en el ámbito de récords mundiales. El ingreso del fenómeno al récord mundial fue posible tras un estudio de la Agencia Espacial estadounidense (NASA) realizado entre 1998 y 2010.
Dice Quiroga: Es pública y notoria la invitación de la referida organización, expresada en Do you want to set a world record? Desea Ud. enviar un record mundial?.

El especialista venezolano en Medio Ambiente Erik Quiroga acogiendo la referida invitación envió la solicitud de acreditación para un record mundial, al constatar que en el Libro de “Récord Mundial Guinnes” (1) para la región del mundo con mayor cantidad de relámpagos por Km2 al año, está registrada la Región de Kifuka, República Democrática del Congo, con 152 Relámpagos/Km2/al año, de acuerdo a los datos de un monitoreo realizado por la NASA entre los años 1995 al 2005.

Erik Quiroga envió al Guinnes un estudio elaborado por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (Nasa) y uno de la Universidad de Córdoba para respaldar la postulación del Catatumbo, acompañado de dos evidencias científicas posteriores al 2005 y sustentadas en un monitoreo con datos del Sensor de Imágenes de Relámpagos (LIS) del Satélite TRMM de la NASA; considerando “Que la Región del Relámpago del Catatumbo, con “250 Rayos por Kilómetro Cuadrado al Año”, es la Región del Planeta con el Mayor Promedio Registrado de Relámpagos por km2 al año”:

“El 23 de agosto del 2013 solicitó formalmente, vía email, sustentado con las respectivas evidencias científicas, a Récord Mundial Guinnes en Londres, que se asignara un nuevo Récord Mundial Guinnes para la región del Relámpago del Catatumbo por poseer el mayor promedio mundial de relámpagos”, recordó Quiroga.

El 23 de noviembre Ralph Hannah, representante del récord Guinness en Latinoamérica confirmó a Quiroga la aceptación del récord.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, conocida como Nasa, ha sido la encargada de verificar los datos para la certificación del record, tomando como evidencia científica informaciones recopiladas por satélites de la agencia espacial durante al menos 13 años.

Y Yohanna Hessling, de la Organización de Récord Guinness, comunicó sobre las características y el proceso que se siguen para la determinación de cada récord: «Nosotros consultamos con expertos en el mundo de la ciencia, en este caso, todo el proceso se hizo desde nuestras oficinas en Londres y con la ayuda de Erick Quiroga, quienes ayudaron a finiquitar que efectivamente sí es la mayor concentración de relámpagos en el mundo», puntualizó. Además, Hesslling destacó el importante nivel que tiene este récord, que seguramente aparecerá en la edición del libro correspondiente al año 2015, el cual cumple 60 años.

Tres meses después, el 23 de noviembre del año 2013, la Organización respondió afirmativamente que el récord correspondía al fenómeno zuliano. La organización internacional Guinness confirmó el otorgamiento del Récord Mundial para la “Región del Relámpago del Catatumbo”, en Venezuela, según información suministrada por su representante para América Latina Ralph Hannah.

De esta forma se confirmó el otorgamiento del Récord Mundial para el fenómeno ocurrido en El Congo, Pueblo del Sur del Lago de Maracaibo, luego de que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, conocida como Nasa, verificara los datos; tomando como evidencia científica informaciones recopiladas por satélites de la agencia espacial durante al menos 13 años.

Este es un fenómeno único en el planeta con un gran poder energético”

Quiroga explicó: “El representante de los récord Guinness en Latinoamérica, Ralph Hannah, me envió un email confirmando el récord mundial al Relámpago y ratificó que la investigación que acompañó la solicitud que se realizó, hizo posible otorgar el récord a la Región del Relámpago del Catatumbo”. “Estamos muy agradecidos por el interés en Guinness World Récords y personalmente ofrezco mis felicitaciones a todo el equipo por la investigación realizada.

Sin estas clases de pruebas no sería posible otorgar el récord a Catatumbo”, recalcó Hannah en la misiva. “La noticia le ha dado la vuelta al mundo. Se ha visto en cinco continentes y presentada en diez idiomas, a través de las cadenas más importantes”, comentó Quiroga.

Apuntó, además, que se trata del único fenómeno meteorológico que toma su nombre de una región y forma parte de la visión cosmogónica de los pueblos indígenas locales.

Así se cumplieron las primeras evidencias:
En la “XIV Conferencia Internacional sobre la Electricidad Atmosférica”, realizada del 8 a 12 agosto 2011 en Rio de Janeiro, se presentó una investigación, que corresponde a un Monitoreo de 13 años (1998-2010).

En la referida investigación, avalada por la NASA, la NOAA, el Goodard Space Flight Center y Marshall Space Flight Center, (MSFC/NASA) que también acreditaron el récord de Kifuka en el año 2005” dio como resultado:

“Que la Región del Lago de Maracaibo en Venezuela, con “250 rayos por Km2. al año”, es la región del planeta con el mayor promedio registrado de relámpagos por km2 al año”. (pág. 2 del informe).

En la conclusión de la mencionada investigación destaca: “El mapa climatológico de 0.25 “y 0.10” está basado en un monitoreo de 13 años (1998-2010) de la Misión LIS, la cual reveló características interesantes y desconocidas sobre la actividad tormentosa en los trópicos, concluyendo que el lugar donde se generan la mayor cantidad de relámpagos, se encuentra en el Lago de Maracaibo en Venezuela.

Con similar metodología (observación del satélite TRMM, Sensor de Imágenes de Relámpagos (LIS) y Redes terrestres de monitoreo) se realizó entre los años de 2005 y 2010, una investigación de gran importancia, al ubicar la región de origen del “Relámpago del Catatumbo” como el lugar con mayor promedio mundial de relámpagos/Km2/al año.

El estudio titulado “Characterization of the lightning activity of “Relámpago del Catatumbo” (Rodrigo E. Bürgessera, María G. Nicorab, y Eldo E. Ávila), de la Facultad de Matemática, Astronomía y Física de la Universidad Nacional de Córdoba, de Argentina, publicado el 24 de enero de 2012, por la revista científica especializada en el tema: “The Journal of Atmospheric and Solar Terrestrial Physics” y por la Universidad de Harvard.

El estudio en su conclusión destaca “la Región donde se origina el “Relámpago del Catatumbo”, es la de mayor promedio mundial de relámpagos por km 2 al año: “250 Relámpagos por km-2 al año”. (pág. 6 del estudio).

En Suramérica solo existe un record mundial meteorológico reconocido, ubicado en Iquique en el Desierto de Atacama, en Chile como el lugar más seco del planeta, de allí la importancia del record de la Región del “Relámpago del Catatumbo”, el cual traslada el citado record meteorológico de África a Suramérica.

En torno a la investigación que realizó la organización internacional Guinness, para reconocer el relámpago del Catatumbo como record mundial, el meteorólogo expuso, “fueron 13 años de investigación científica en base a un monitoreo satelital durante los mismos años, no solo sobre el Relámpago del Catatumbo, sino sobre todas regiones tropicales del planeta, gracias a un programa que tiene la NASA de observación de tormentas, lluvias y fenómenos vinculados a este tema”.

“El resultado es que sobre el lago de Maracaibo, se genera la mayor cantidad de tormentas de todo tipo, este record es del Zulia y de Venezuela lo que tendrá una gran repercusión a nivel mundial, y de un gran impacto en el mundo científico, lo que generara un flujo importantísimo de turismo hacia nuestro país”

Venezuela recibió certificación Guinness por el espectacular Relámpago del Catatumbo:

Al acto, que se realiza en la Biblioteca del estado María Calcaño, asiste Johana Hessling,
Representante de la organización Guinness World Records, que consideró el fenómeno
como uno de los “más impresionantes del globo terráqueo”.

El monitoreo, durante 13 años, a la región del Relámpago de Catatumbo rindió sus frutos cuando el ambientalista Erik Quiroga, promotor de la creación del Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, recibió la acreditación del Récord Mundial Guinnes al lugar del mundo con mayor recurrencia de relámpagos: 250 por kilómetro cuadrado.

A más de una década de evidencias científicas: El fenómeno se convirtió oficialmente en Récord Guinness y estará en el libro en su edición 2015. Desde el año 1996 el ambientalista venezolano Erik Quiroga estuvo monitoreando voluntariamente el comportamiento del Relámpago del Catatumbo y finalmente ha logrado el primer reconocimiento del Record Mundial Guinnes para Venezuela

Por primera vez en la historia, la Organización Récord Mundial Guinness se trasladará al país donde se origina el fenómeno meteorológico para entregar la acreditación. En esta oportunidad Johanna Hessling, representante del récord Guinness en Estados Unidos, asistirá a la ceremonia oficial denominada El Zulia Relampaguea, pautada para el Día de la Zulianidad en el Teatro Lía Bermúdez, a las 11.00 de la mañana luego

Llegó el día. 17 años trascurrieron desde que el ambientalista Erik Quiroga inició el sueño de traer al país uno de los reconocimientos más importantes del mundo, el premio al Récord Guinnes. El reconocimiento, se entregó en el parque Rafael Urdaneta del casco histórico de la ciudad de Maracaibo, donde también se disfrutará de la presentación del flautista Huáscar Barradas, la Orquesta Sinfónica del Zulia y la agrupación Mermelada Bunch, informó una nota de prensa del Ministerio de Turismo. Ese martes también se celebró el Día de la Zulianidad en la región.

Representante del Guinnes entrega el reconocimiento
Efectuada la ceremonia oficial de acreditación del Récord Guinnes la noche del martes 28 de enero de 2014 con la certificación, de esta forma se reconoce al Relámpago del Catatumbo, un fenómeno meteorológico único que se genera al sur del Lago de Maracaibo, en el estado Zulia, en el occidente de Venezuela, como el lugar del mundo de mayor concentración de relámpagos del mundo. El 28 de enero del 2014, resulto ser también el Día de la Zulianidad, con presencia de Ralph Hannah, adjudicador Oficial y representante en Latinoamérica de Guinness World Records, anunció Quiroga

Poco antes de las 8:00 de la noche, Johanna Hessling, acreditadora oficial de Guinness quien nació en Maracaibo y vive en Nueva York, entregó el certificado del récord mundial al gobernador de Zulia, Francisco Arias Cárdenas; al vicepresidente de la República, Jorge Arreaza; y al ambientalista Erick Quiroga, quien planteó el año pasado la solicitud a la organización internacional y presentó las pruebas que hicieron posible el reconocimiento.

Enseguida estallaron fuegos artificiales en el cielo para celebrar el reconocimiento, que se entregó en la plaza Rafael Urdaneta, en el centro de la ciudad de Maracaibo, en la capital zuliana, justo cuando se celebra el Día de la Zulianidad en esta entidad del país

Los ojos del mundo, ahora se posan sobre Venezuela por tener un faro natural que seguirá iluminando por generaciones a la imponente tierra zuliana. Este rayo, que ha inspirado gaitas, poesías y leyendas, recibió su reconocimiento en el marco del Día de la Zulianidad, en un acto en el parque Urdaneta presidido por Andrés Izarra, ministro para el Turismo, y Johanna Hessling en representación de Ralph Hannah, representante de Récord Guinnes.

La Gobernación organizó un concierto en el Parque Urdaneta para que el pueblo celebre, además del Día de la Zulianidad, este reconocimiento. En el evento, los zulianos podrán disfrutar de las presentaciones de Ricardo Portillo, Mermelada Bunch, el flautista Huáscar Barradas y la Orquesta Sinfónica del Zulia, dirigida por Rubén Cova, reseña una nota de prensa.

El acto se realizó a partir de las 5:00 de la tarde en el Parque Urdaneta, en el centro de Maracaibo. Así entonces el 28 de enero de 2014 ingresa oficialmente a la lista mundial del Récord Guinness por poseer el mayor promedio mundial de relámpagos por kilómetros cuadrados al año. Se producen de 18 a 60 relámpagos por minuto, más de 20 mil por hora, en la población del Congo Mirador, al sur del Lago de Maracaibo ubicándolo como el de mayor envergadura de su clase.

Erick Quiroga, ambientalista venezolano y probablemente uno de los mayores conocedores de este patrimonio natural, fue el que recibió la acreditación; luego de promover el Récord Guinness y la creación del Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono. El reconocimiento se produjo después de que Quiroga enviara a la institución que registra los récords un informe de 2011 de la Agencia Espacial estadounidense (NASA) en el se detalla el comportamiento del fenómeno.

El ministro del Poder Popular para el Turismo, Andrés Izarra, le entregó la guinda al estado Zulia y destacó que “gracias al trabajo de Erick Quiroga, quien ha llevado este esfuerzo todos estos años como una labor solitaria, a veces con apoyo al investigar el fenómeno del Catatumbo; es a él al que se le debe este reconocimiento”.

Durante su intervención también reveló su vínculo con los zulianos: “lo confieso, soy un enamorado apasionado del estado Zulia. La venezolanidad se enaltece y tiene su corona con la zulianidad”. Para los venezolanos y en especial para los marabinos, hoy es un día de júbilo y muestra del compromiso de continuar preservando las bondades naturales que cubren a este rico país.
El ambientalista Erik Quiroga resaltó el apoyo del Ministerio de Turismo para la concreción de la ceremonia de acreditación del récord, efectuada en el parque Rafael Urdaneta, en la ciudad de Maracaibo, capital del estado Zulia.

Sus ojos se pierden al observar las riberas del Lago de Maracaibo, ese mismo lago que hace más de una década fue testigo de un gran sueño, y que hoy se concreta con la entrega del reconocimiento al fenómeno natural del Catatumbo que produce 1 millón 176 mil relámpagos, lo que equivale a 250 relámpagos por km2 al año.

Recalca en ambientalista Erick Quiroga uno de sus promotores, tal distinción se logró por poseer el “Mayor Promedio Mundial de relámpagos por km2, estimado en 250″ Relámpagos/Km2 /al año

Al evocar esos momentos, recuerda al gobernador de la entidad Francisco Arias Cárdenas quien lo respaldó siempre en sus investigaciones acerca del fenómeno natural. “En el año 1996 exactamente para celebrar el día de la capa de ozono, le propuse (a Arias Cárdenas) hacer un foro en un hotel capitalino en el cual donde plantee una hipótesis sobre el relámpago del Catatumbo que sostenía que este fenómeno era la primera fuente generadora de ozono como tormenta eléctrica en el planeta, allí comienza la historia”, relató el ambientalista conocedor del fenómeno.

Manifestó que la entrega formal reivindica el sueño que nació hace 17 años. “Han transcurrido 17 años de trabajo, 17 años de lucha, 17 años de compartir sueños, 17 años no sólo de compartir sino de realizar sueños y yo creo que es un día trascendental no solo en lo personal, sin duda alguna, sino lo que se refiere el Relámpago del Catatumbo para la Zulianidad”.

En tal sentido, con los sentimientos a flor de piel y bajo el incandescente catire de la tierra del sol amada, Quiroga señaló que el también conocido como “el único faro natural del planeta” para los zulianos “tiene un significado muy especial porque está en el himno regional, en el escudo y en todas las expresiones artísticas y culturales de la región y forma parte de la visión cosmogónica de los pueblos indígenas”.
La brisa detiene un poco su pensamiento y ligeramente sonreí para comentar que Venezuela es el territorio donde todo es posible. Y es que a su juicio nuestro territorio puede decir con humildad y orgullo que tiene el fenómeno más importante del planeta tierra ya que gracias a las investigaciones realizadas superó por 92 relámpagos km a la región de Kifuka, en la República Democrática del Congo, en África la cual ostentaba el primer lugar. “Se rompe un récord establecido desde el 2005 y se traslada de África a Venezuela”, recalcó Quiroga.
Erik Quiroga también fue el promotor de la creación del “Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono”, Aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas (Resolución 49/114 del 23/01/95) promovido en mundo el 16 de septiembre.
– See more at: http://tuplanetavital.org/actualidad-planetaria/record-guinness-para-nuestro-relampago-del-catatumbo/#sthash.33a1GItO.dpuf.
Promotor de la iniciativa de solicitar la inclusión del “Parque Nacional de Ciénagas y su Epicentro” en las listas de la UNESCO para lograr que el “Relámpago del Catatumbo” sea el Primer Fenómeno Meteorológico “Patrimonio Natural de la Humanidad”.
El ministro de Turismo, Andrés Izarra, de visita en el Sur del Lago, aseguró que “el fenómeno dio un paso más en hacerse universal, en ser conocido en todo el mundo una vez que entró el Récord Guinnes. El interés en venir a conocerlo va a crecer, por eso quisimos hacer una evaluación para verificar las capacidades para recibir turistas”. El titular de Turismo afirmó, además, que se elevará la propuesta para “Decretar el epicentro del resplandor zona de interés turístico” va a ayudar a desarrollar sus potencialidades para el desarrollo turístico”. Aseguró que “es como ir a ver ballenas al sur de California, quizá algo más especial. Invitamos a los venezolanos que vengan a conocerlo, pues solo se produce en Venezuela”. Fuente: Diario Panorama
Próxima meta: Erik Quiroga espera que el Relámpago del Catatumbo ahora sea Patrimonio Natural de la Humanidad: Esta es otra de las aspiraciones del ambientalista; que este fenómeno meteorológico ingrese a la lista de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como Patrimonio Natural de la Humanidad.

Quiroga desde hace 11 años promueve el reconocimiento del Parque Nacional Ciénagas del Catatumbo y el Epicentro como Patrimonio Natural de la Humanidad en asociación con Patricia Velásquez modelo zuliana muy reconocida. “Patricia Velásquez va a ser la embajadora internacional del Relámpago del Catatumbo, ella va a llevar el mensaje de solicitud de apoyo a todos los escenarios del mundo para que el Parque Nacional Ciénagas y el Epicentro sean incluidos como Patrimonio Natural de la Humanidad”.

“Es la primera vez en el mundo que una persona va a ser embajadora de buena voluntad de un fenómeno meteorológico. Una de las cosas que se han pensado es promover un movimiento de apoyo internacional y llevar exposiciones fotográficas y videos, para que el mundo sepa que aquí existe un fenómeno único en el planeta, y lo estamos compartiendo”.

¡Es extraordinario!”, así definió al Relámpago del Catatumbo el promotor de esta causa que llena de orgullo a todos los venezolanos, quien además sostuvo que una muestra de su potencialidad es que este fenómeno es la primera fuente generadora de electricidad en su tipo de la Tierra.

Entre emoción y palabras de valoración, el experto detalló que a través de una conclusión científica de la XIII Conferencia Internacional de Río de Janeiro se pudo precisar que la mayor cantidad de relámpagos por kilómetros cuadrados en el mundo ocurría sobre la superficie del Lago de Maracaibo, lo que a su juicio hace merecedor a este fenómeno del galardón y desplaza al relámpago de Kifuka en El Congo.

La Zulianidad: un legado pluri-étnico
La semana de la zulianidad: El reconocimiento no podía entregarse en fecha más oportuna, en el día de la Zulianidad. Día en el que el Zulia, pueblo heredero de las riquezas culturales coleccionada por los aborígenes, cumple 193 años de libertad. El 28 de enero fue el día en el que se abolió para siempre la Monarquía Española (1821) y se enarboló por primera vez la bandera en el estado Zulia (1991), efeméride que se celebra con festejos de distintas índoles desde el 2002.

Referida a una forma de vida, a un conjunto de valores, tradiciones, símbolos que otorgan especificidad como pueblo. No circunscrita, únicamente, a los que nacen en el Zulia, sino a quienes llegan de otros lares para quedarse. Para sus defensores, la zulianidad se manifiesta en el espíritu que hizo posible en una misma región la aparición de la primera película de cine del país, el primer teatro, el primer banco y ser la primera ciudad venezolana en tener energía eléctrica.

El Zulia celebra! Adjudican récord Guiness al Relámpago del Catatumbo

El día martes 28 de enero 2014 fue adjudicado el premio Récord Guinnes al Relámpago del Catatumbo, fenómeno natural que nace en el Congo Mirador, pueblo palafítico del Sur del Lago de Maracaibo.

Johana Hessling, representante del Guinness World Records, que consideró el fenómeno como uno de los “más impresionantes del globo terráqueo”, expresó desde la Biblioteca Pública del estado María Calcaño, que es la primera vez que la organización se traslada al sitio para comprobar la existencia de un récord.

“Estar aquí para adjudicar este récord es un orgullo, por más de dos años se realizaron investigaciones para determinar la certificación de mayor concentración de relámpagos en el mundo”, señaló.
Hessling destacó que el libro de Récord Guinness en su edición de 2015 será publicado en el mes de septiembre. “No es 100% seguro que este récord salga reflejado en el libro, pero es posible”, indicó.
Por su parte, el ambientalista venezolano Erick Quiroga se mostró agradecido por el reconocimiento al fenómeno natural. ”El Relámpago del Catatumbo es el espíritu del zuliano, significa el lugar del planeta con mayor generación de relámpagos por kilómetros cuadrados”, manifestó.

Erick Quiroga, ambientalista venezolano.
Foto: Xiomara Solano

Explicó que su recurrencia inicia en el mes de abril durante 240 noches, cuando se generan más de 20 mil relámpagos por hora en la zona. Asimismo detalló cómo fue determinada la conclusión científica del fenómeno.
“Cada segundo se generan 40 descargas en el planeta y el Relámpago del Catatumbo genera el 2% de todas las tormentas que se producen”, detalló.

Señaló que una vez sea certificado y conocido por los científicos, este récord tendrá una gran repercusión internacional e impacto en su área.

Sobre la tesis de la capacidad del relámpago de regenerar la capa de ozono, Quiroga aclaró que aún no existe evidencia científica desde el punto de vista de la cuantificación, pero seguramente el fenómeno si es capaz de generar suficiente ozono para regenerar la capa.

“El 16 de septiembre de 1996 nació la hipótesis de que las tormentas generan ozono, y este fenómeno podría generar para la capa de ozono. Harvard publicó un estudio sobre las tormentas eléctricas que demostró que estas desplazan gran cantidad de aire húmedo hacia la capa de ozono. Científicamente existe la evidencia publicada de que las tormentas eléctricas disparan el ozono hacia la capa, habrá que hacer una demostración del tema”, detalló.

Epicentro del Relámpago debe ser Patrimonio de la Humanidad: El camino para que el lugar donde nace el Relámpago del Catatumbo sea declarado Patrimonio Natural de la Humanidad está allanado, solo es cuestión de voluntad para sustentar científicamente esta propuesta ante la Unesco. Así lo afirmó Erik Quiroga, ambientalista zuliano promotor del Récord Guinnes, tras recordar que la idea fue planteada en 2005 y persigue conseguir respaldo internacional para preservar las condiciones que favorecen la perpetuidad del Relámpago. “Reúne todas las condiciones para ser Patrimonio de la Humanidad. El ministro de Turismo, Andrés Izarra, se ha mostrado a favor de esta idea”.

El ambientalista insistió que debe ser un movimiento que involucre a todos los sectores que hacen vida en la región. “Quería aprovechar la oportunidad para solidarizarme con el Congo Mirador”, expresó para referirse a uno de los lugares desde donde puede apreciarse con más claridad este Faro natural.

El gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas, anunció durante una visita a Congo Mirador, en el marco de las actividades organizadas por la semana de la Zulianidad, la llegada de unas dragas chinas que serán destinadas a labores de dragado en la cuenca Sur del Lago de Maracaibo. Recalcó que están a la espera de los estudios para determinar cuáles serán los mecanismos más adecuados para tratar los problemas derivados de la acumulación de sedimento.

Recientemente equipos técnicos del Instituto para la Conservación de la Cuenca del Lago de Maracaibo (Iclam), constataron que las intervenciones de las márgenes del Catatumbo han causado afectaciones en su cuenca.

Recordó que es “una tormenta extraordinaria que comienza hacia la parte sur del Congo Mirador sobre las 8:00 de la noche y se desvanece alrededor de las 5:00 de la madrugada. Desde Ologá se aprecia de manera sorprendente y tiene una recurrencia mínima de 18 relámpagos por minuto y máxima de 600 descargas eléctricas por minuto “.
Hermoso regalo: Los resultados evidenciaron que el fenómeno se presenta en dos regiones bien localizadas al oeste del río del mismo nombre, en el interior de las ciénagas, y más particularmente entre las Lagunas la Estrella y la Belleza, colindantes con el río Bravo. Desde los puntos de observación se visualizó el Relámpago del Catatumbo como destellos nube-nube y el resplandor fosforescente –relámpago- en regiones del cielo bien localizadas y persistentemente durante toda la noche.

Reconocimiento: Para que fuera catalogado por la Organización Internacional Guinness como el fenómeno natural más impresionante del globo terráqueo, la localidad de Congo Mirador, en el Sur del Lago de Maracaibo, fue objeto de estudio en Londres y por la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (Nasa). Tomaron como evidencia científica datos recopilados por satélites de la agencia durante 13 años.

“Es el único fenómeno natural que protege a la atmósfera de los rayos ultravioletas que provienen del sol y lo convierte en regenerador de la capa de ozono. Es la primera vez en la historia de los récords Guinnes que la organización se traslada para acreditar un récord mundial meteorológico a la región y país donde se origina el fenómeno. Patricia Velázquez, actriz y modelo zuliana, será embajadora internacional del relámpago para llevar el mensaje del fenómeno y que sea Patrimonio de la Humanidad ante el mundo”.

La Zulianidad celebra el Relámpago del Catatumbo: En un acto para celebrar estos acontecimientos tan importantes para el estado Zulia, fue realizado en el Parque Rafael Urdaneta de Maracaibo, engalanado con la presencia de autoridades nacionales.

El vicepresidente de la República, Jorge Arreaza expresó «lo bonito que era que el Récord Guinness haya reconocido al Relámpago del Catatumbo, hecho que además coincidía con la Semana de la Zulianidad», en este sentido, el Ministro del Poder Popular para el Turismo, Andrés Izarra se confesó «fanático del Zulia», y expresó a vox pópuli que «el Zulia lo tenía todo, lo único que le faltaba era el Récord Guinness, y lo consiguió».

Por su parte, el Gobernador del estado y todo el pueblo zuliano celebró el Conferimiento de la Orden de la Zulianidad y la entrada al libro de los Récords Guinness del principal fenómeno generador de ozono del planeta, con un evento oficial que contó con la presencia de Johanna Hessling, representante de la organización que avala el récord, y Erick Quiroga, ambientalista y principal motivador de la causa.

Finalmente, la música fue la atmósfera perfecta para envolver este hecho que representa un gran logro para el estado Zulia en distintos ámbitos, culturales, científicos, históricos y turísticos. El concierto encabezado por la Orquesta Sinfónica Juvenil del Zulia Rafael Urdaneta, junto al flautista Huáscar Barradas y Argenis Carruyo emocionaron a los asistentes, provocando aplausos y lágrimas de orgullo entre los asistentes.

Ojo al dato
El fenómeno del Relámpago del Catatumbo desplazó con una ventaja de 92 relámpagos por kilómetros cuadrado al anterior récord mundial, vigente desde el 2005, de la Región de Kifuka, República Democrática del Congo, con 152 Relámpagos al año en la misma distancia.

Desarrollo para el Sur del Lago: Por su parte, Mariela Quintero Leal, presidenta de la Corporación Zuliana de Turismo de la Gobernación del Zulia, destacó la gestión turística y cultural del gobernador, Arias Cárdenas, resaltando lo beneficioso que es para el estado que la organización se haya trasladado en el marco de la celebración del Día de la Zulianidad, «es un acto gigantesco de reconocimiento del Relámpago del Catatumbo, la Gobernación está desarrollando un proyecto de infraestructura en la zona de El Congo para beneficio de los pueblos, además del desarrollo de los muelles, los servicios de transporte, alojamiento y gastronomía. La idea es que los primeros beneficiados sean los pobladores de esa zona, porque el turismo que se va a desarrollar allá será para ellos, para generarles una mejor calidad de vida», expresó Quintero.

Mariela Quintero, también señaló que las Jornadas de la Zulianidad se cierran con “broche de plata”, tras una semana de recorrido por toda la región y destacó la voluntad del gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas en rescatar los pueblos de agua y los sitios emblemáticos del estado.

“El Gobernador está dispuesto a trabajar para que estos sitios sean reconocidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, no solo por el Relámpago del Catatumbo, sino para preservar la fauna y flora que allí se encuentran”, resaltó.

Como parte de las celebraciones por este nombramiento y como cierre de las Jornadas de Zulianidad, a las 5.00 de la tarde, en el Parque Urdaneta, se llevó a cabo un concierto del flautista Huáscar Barradas, la Orquesta Sinfónica del Zulia, dirigida por Rubén Cova, Ricardo Portillo y Mermelada Bunch

El ministro de Turismo, Andrés Izarra, y el gobernador del estado Zulia, Francisco Arias Cárdenas durante un recorrido en lanchas visitaron los pueblos de agua Ologá y Congo Mirador para evaluar las principales necesidades de la zona y apoyar el proyecto turístico que tiene la Gobernación para fortalecer esas comunidades y poder recibir visitas. “Iniciamos una campaña para que sea declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por ser única en todo el planeta”.

Además, Izarra destacó la posibilidad de decretar Congo Mirador como Zona de Interés Turístico donde nació el fenómeno del Relámpago del Catatumbo.

De acuerdo a los habitantes de Congo Mirador, son muchas las necesidades que tiene la zona, pero las principales son viviendas, recursos para la escuela y servicios de agua potable. Esta comunidad cuenta con 150 familias y tiene 120 palafitos, viven de la pesca y de los dulces que las amas de casa hacen para vender. El medio de transporte son pequeñas canoas para trasladarse dentro de la comunidad y para ir a la ciudad dirigen en lancha.

Zona de interés turístico: El Faro de Maracaibo –como también se conoce al Relámpago del Catatumbo– ha centrado los planes del Ejecutivo Nacional a través del Ministerio del Poder Popular para el Turismo.
En tal sentido, el titular del referido despacho, Andrés Izarra, manifestó que junto al gobernador Arias Cárdenas elevará la propuesta ante el presidente de la República, Nicolás Maduro, para decretar al Congo Mirador Zona de Interés Turístico, refiere una nota de prensa del citado ministerio.

“Tiene todas las características para serlo, por considerarse un fenómeno único en el mundo. El decreto va a ayudar a la coordinación y la articulación política necesaria para desarrollar todas sus potencialidades de cara al desarrollo turístico de la zona”, subrayó Izarra.

“Es asombroso”

12.- EL MISTERIO DEL RELÁMPAGO DEL CATATUMBO:
El relámpago del Catatumbo es un fenómeno meteorológico que se produce muy singularmente en el lago de Maracaibo en la desembocadura del río Catatumbo en el suroeste de Venezuela; se dice que es muy singular porque las probabilidades son muy escasas de que un rayo pueda caer en el mismo lugar dos veces, cosa que no sucede con éste y que podemos observar en muy tempranas horas de la mañana o en la noche por la ausencia de irradiación solar que evita la fotodisociación del metano, pero ¿Cómo Favorece el metano a este fenómeno meteorológico?

Existe una teoría científica que sostiene que el fenómeno es una reacción electroquímica producida por el metano, el cual es insoluble en agua y que se encuentra en los pantanos y yacimientos cercanos de petróleo; éste se eleva rápidamente por ser más liviano que el aire, ascendiendo sobre las nubes de vapor de agua formando cristales a partir de la mezcla del metano y el agua que se polarizan espontáneamente ocasionando un gradiente de potencial eléctrico en las células de las capas altas de la nube; cuando éste supera el potencial de ruptura dieléctrica del aire, se genera la descarga visible en forma de rayos al interior de la misma.

Se ha atribuido su presencia a muchos fenómenos desde las corrientes de aire frío y caliente hasta la presencia de uranio, pero la hipótesis que tiene más aceptación científica es que se forma por la presencia de metano.

CONTROVERSIA
Uno de los aspectos que mayor interés despierta hoy en día el Relámpago del Catatumbo se relaciona con la posibilidad o no de que el evento electro-atmosférico regenere la capa de ozono. Resulta un tema controversial toda vez que las tormentas eléctricas, si bien es cierto generan una cantidad de ozono (y NOx), se producen en la tropósfera, mientras que la capa de ozono se ubica en la estratósfera. En efecto, mientras que usualmente la tropósfera alcanza unos 8 km de altura sobre el nivel del mar, para latitudes tropicales puede alcanzar hasta los 16 km. Ahí donde termina la tropósfera (siendo la interfaz la tropopausa) empieza la estratósfera que puede alcanzar hasta unos 50 km de altura. Para latitudes ecuatoriales la capa de ozono se encuentra entre los 24 y 28 km de altura, aproximadamente.

Dado que la velocidad promedio de ascensión de un glóbulo de aire es de unos 20-30 metros por día [Muñoz y Cubillán, 2005], el tiempo típico que le tomaría a un glóbulo de aire ascender desde la parte alta de la tropósfera hasta la altura de la capa de ozono se estima en por lo menos 6 meses. Sin embargo el tiempo de vida medio del ozono que se produce por las descargas eléctricas es del orden de horas, por lo que no está claro cómo los Relámpagos del Catatumbo pueden regenerar la capa de ozono.

Los vientos de la región presentan dos circulaciones cualitativamente diferentes [Falcón, Pitter, Muñoz et al., 2000; Díaz-Lobatón y Muñoz, 2011] . Por debajo de la cota de 1.500 metros sobre el nivel del mar (msnm) se presenta un proceso de deslizamiento forzoso debido a las montañas de las cordilleras de Perijá y Los Andes, y conlleva a la formación de corrientes convectivas y de gran desarrollo vertical entre los 500 y 1.500 m de altura, principalmente a pie de monte.

A mayor altura, sobre los 3.000 msnm la dirección de los vientos y su velocidad media es bastante similar a la del resto de Venezuela. En la región del Catatumbo, los vientos reinantes a nivel de superficie son los del Norte, Nor-noreste y del Noreste, desde las 9h HLV hasta las 17h HLV [Centeno, 1968]. Tras la puesta del Sol soplan también vientos del Sur, Sureste, Suroeste y Noroeste que provienen de la serranía de Los Andes, Ocaña y Perijá. Aunque en general no fluyen a nivel del suelo en ocasiones pueden medirse, y los de mayor frecuencia son los provenientes del Sureste [Centeno, 1968].

Así que, a pesar del esfuerzo realizado por diversos investigadores, mediante la contrastación de sus observaciones in situ, las atrevidas y creativas hipótesis y los reflexivos análisis sustentados en el método científico, aún, hasta el presente, no se ha logrado desarrollar un modelo atmosférico apropiado que dé cuenta de tan variada gama de procesos naturales que se producen en el Farol del Catatumbo y que mantiene en expectativa a los pobladores surlaguenses, por su peculiar e inmensurable hermosura.

Incluso el investigador, Ángel Viloria P. (2002) cuestiona la afirmación: “Las lagunas y pantanos inundados exhalan continuamente metano por descomposición de los detritus y humus…” de Falcón, por carecer de fundamentación científica experimental; por igual, Muñoz y Díaz (2011) sustentan que tal mecanismo microfísico no se podría mantener en el interior de las nubes debido a fuertes corrientes convectivas ascendentes y descendentes que rápidamente lograrían homogenizar la porción de metano gaseoso en la nube acuosa, lo que incide sobre la disminución en el valor de la constante dieléctrica del material de la nube y, en consecuencia, el campo eléctrico generado por el metano cristalizado, sería insuficiente para provocar la ruptura del dieléctrico (aire-metano), así como la producción de relámpagos con la tasa observada.

También Críspulo Bravo, experto en Ecología Tropical nombrado por la Unesco, explicó que cuando el rayo se produce, provoca la electrolisis de las moléculas de oxígeno (O2) en la troposfera. En ese instante el oxígeno se descompone en átomos y en cuestión de segundos, tres de esos átomos se unen y forman el ozono (O3). Se calcula que el fenomeno es capaz de producir en un año el equivalente al 10% de la capa ozono, sin embargo es poco probable que sirva para regenerar la capa de ozono ya que el ozono al ser muy reactivo se puede descomponer muy rapidamnete en especial en presencia del sol. Sin embargo el debate aun continua abierto y muchos especialistas consideran que si contribuye a la regeneracion de la capa de ozono, mientras otros lo consideran imposible, mas estudios hacen falta para aclarar esta situación

La zona de ocurrencia del “Relámpago del Catatumbo” no varía desde su primera mención escrita en 1597

“El Zulia es corona de la venezolanidad y del orgullo de ser venezolano” Ministro de Turismo

El Zulia esta en los ojos del mundo por ser “La Capital Mundial de los relámpagos” gobernador Arias Cárdenas

Relámpago del Catatumbo: Una luz que reta las sombras

Siendo un ícono del pueblo zuliano, es parte de su himno, bandera y escudo, el Relámpago del Catatumbo, está incluido en la cultura, gaita y patacón de la ciudad de Maracaibo, dado que ha servido de inspiración para aquellos destacados artistas de la pintura y la música.

ORGULLOSO ERIK QUIROGA NOS EXPLICA
“Estamos muy agradecidos por el interés en Guinness World Récords y personalmente ofrezco mis felicitaciones a todo el equipo por la investigación realizada. Sin estas clases de pruebas no sería posible otorgar el récord a Catatumbo”, En los próximos días, una vez acordada la fecha de ceremonia oficial de otorgamiento del Guinness, que estará a cargo de Hannah, se incorporará el referido récord a la próxima edición del libro de récords.

La Región del Relámpago del Catatumbo con 250 relámpagos por km 2 al año desplaza con una ventaja de 92 Relámpagos/Km2/al año, al anterior “Récord Mundial” vigente desde el año 2005 de la Región de Kifuka, República Democrática del Congo, con 152 relámpagos/Km2/al año.

El relámpago es una tormenta nube-nube que forma un arco voltaico a más de cinco kilómetros de altura, durante 140 a 160 noches al año, 10 horas cada jornada y hasta 280 veces por hora. Y con una intensidad de hasta 400.000 amperios y su luz es visible hasta 400 kilómetros de distancia.

Lejos de ser un evento estático, el Relámpago es un ciclo de tormentas eléctricas que va desde la laguna La Estrella, en el parque nacional Ciénagas de Juan Manuel, hasta Congo Mirador, pueblo de agua ubicado en pleno Lago de Maracaibo, municipio Catatumbo.

“Eso genera todo un ciclo de tormentas que se desplazan. No es un solo relámpago, son muchos”, detalló Quiroga. Al referirse a su significado, aseguró que: “No es un relámpago, es algo más que eso. Está arraigado en las tradiciones de los pueblos. No es una lucha por un relámpago, sino por las costumbres de un pueblo”.

Aventurarse a admirarlo es un regalo a los sentidos. Desde Puerto Concha, un pueblo pesquero ubicado en el municipio Colón, se zarpa hacia los sitios desde donde se puede apreciar el fenómeno. Puerto Concha está ubicado a unos 20 minutos de Santa Bárbara del Zulia, capital de Colón.

La odisea empieza con un paisaje cubierto por manglares y plantas que solo existen en la zona. Los monos araguatos reinan en las cimas de los árboles y desde muy temprano se les escucha entre los espesos follajes. El viaje en la lancha comienza entre lagunas que parecen espejos y que se encuentran con ríos que desembocan en el Lago.

Tras dos horas de haber partido de Puerto Concha se llega a Congo Mirador, desde donde se capta una de las vistas más fascinantes del fenómeno, que, según narran pobladores como Tamara Villasmil, ha estado presente mucho antes de que Congo existiera.

“Para nosotros, es común apreciar al Relámpago. Hemos crecido viéndolo, forma parte de nuestra cotidianidad. Muchas veces, de madrugada, vemos los destellos. Unas noches se ve más que otras”.

El relato de Jaime Morales, poblador de Puerto Concha, ofrecido hace un par de años al diario, deja claro lo que significa el Faro del Catatumbo.

De la preservación del ecosistema donde se forma el resplandor, dependerá la permanencia de un evento meteorológico único en el planeta. Fuente/Panorama.

Así que, a pesar del esfuerzo realizado por diversos investigadores, mediante la contrastación de sus observaciones in situ, las atrevidas y creativas hipótesis y los reflexivos análisis sustentados en el método científico, aún, hasta el presente, no se ha logrado desarrollar un modelo atmosférico apropiado que dé cuenta de tan variada gama de procesos naturales que se producen en el Farol del Catatumbo y que mantiene en expectativa a los pobladores surlaguenses, por su peculiar e inmensurable hermosura.

Dice el Periodista: Francisco Albornoz, El Relámpago del Catatumbo sigue siendo uno de los misterios científicos más importantes del mundo, en el cual muchos especialistas siguen recopilando evidencias para comprender su magnitud y explicar su funcionalidad a la presente y futuras generaciones. “Colocando el país que somos, en lugar que todos queremos”. Icono de Venezuela.

“Nos sentimos muy orgullosos de este reconocimiento”, dijo el primer mandatario regional. Francisco Arias Cárdenas, “Nosotros, a lo mejor, por verlo tanto, no nos damos cuenta de lo que representa a nivel científico, a nivel ecológico y a nivel regional. Esto representa la zulianidad”, recalcó.

Ruta para admirar el Relámpago
La visita también tuvo como objetivo inspeccionar las áreas donde se desarrolla el proyecto del “Parador Turístico Congo Ologá”, en el municipio Catatumbo, desde donde se podrá admirar el fenómeno en asientos de primera fila.

Sobre este proyecto, el ministro explicó que pasaron revista a los pilotes que se encuentran en construcción. “En articulación con la comunidad vamos a darle interconexión acuática, incluso hemos analizado la posibilidad de interconexión aérea a través de hidroavión, para así potenciar el disfrute de este fenómeno”, indicó.

El mirador contará con observatorio, alojamiento, muelle, cominería, restaurante, venta de artesanía, guías turísticos, módulo asistencial, áreas múltiples y baños públicos. Igualmente, funcionará de manera ecológica con biodigestores para el tratamiento de aguas negras, energía solar y tanques de recolección de agua de lluvia para los sanitarios.

El plan también contempla que las misiones Vivienda, Mercal y Barrio Adentro le toquen la puerta al poblado de El Congo. El parador persigue un objetivo macro: la creación de una ruta turística que se integre con el mirador Puerto Concha, en el municipio Colón.

No existe consenso en torno al mecanismo causal ni sobre la ubicación del o de los epicentros, sobre todo porque la región de ocurrencia es una zona inhóspita de 226.000 hectáreas de pantanos, casi permanentemente inundados con abundante nubosidad y pluviosidad durante todo el año

13.- EL MAESTRO SRI DEVA FÉNIX DE LA CIUDADELA DEL FÉNIX NOS OFRECE SU VERSIÓN DE LO QUE HA INVESTIGADO POR VARIOS AÑOS Y DA SU TEORÍA SOBRE EL RELÁMPAGO DEL CATATUMBO; “DEDICADO A TODOS LOS CURIOSOS DEL MUNDO”.

El misterioso fenómeno del relámpago del Catatumbo, cuál es su origen, porque o como se produce tan fascinante espectáculo natural; Él dice que ha venido haciendo una observación atenta y detallada del fenómeno por varios años, para fijar la verdadera causa del Relámpago; de cuál es su origen, porque o como se produce tan fascinante espectáculo natural. Calentadas por un Sol Abrasador, una vasta Superficie de la región de las zonas bajas (Tierras Llanas, unos 14.650 millones de metros cuadrados) la temperatura, durante el día puede alcanzar hasta 51ºC. Y estando dicha región cubierta, en una gran parte por las aguas de innumerables ríos, lagunas, Ciénegas y por la gran humedad de una exuberante vegetación, (con más de 4.320 Millones de metros cuadrados)

Debe quedar bien claro que la enorme cantidad de vapor de agua producida por estos ríos, lagunas, humedales, etc., es en verdad muy considerable, todo esto sin contar la enorme evaporación del suelo, cuya temperatura es un poco mayor en las horas de la noche. Luego esa enorme cantidad de vapor de agua, es aumentada mucho más con las masas nubosas, que arrastran en el día el viento del Norte, Nornoroeste o Noreste en la costa Oeste de Lago.

Los vientos de la Cordillera, más fríos que el ambiente cálido de la llanura, arrastrando nubes, llenan la porción enrarecida con la evaporación. La evaporación continúa durante las primeras horas de la noche, porque tanto su ambiente como las aguas tienen una temperatura generalmente de 30ºo más a esas horas. Y ésta es la causa de las calmas nocturna, porque evaporando la superficie del suelo, ríos, lagunas y Ciénegas, lo mismo que las aguas del Lago, no puede establecerse ninguna corriente de aire porque no existe el desequilibrio de temperatura.

Y sea que el ambiente del suelo esté más cálido en las primeras horas de la noche que las aguas superficiales de los ríos, lagunas y ciénagas, o que se verifique lo contrario por efectos de la irradiación solar desde esas mismas horas hasta el amanecer. Estas evaporaciones nocturnas dan lugar a una serie de corrientes de aire más o menos cálidas y húmedas, bien del suelo a las aguas o de éstas a aquél, y de ambos hacia la atmósfera, que producen enrarecimientos y agitaciones en ella.

Así pues, que los vapores acumulados durante el día y los que se levantan en la noche, de las aguas y del suelo, experimentan por causa de la irradiación nocturna y de los vientos fríos de la Cordillera, condensaciones continuas que aumentan con el grado de frialdad e intensidad de esos vientos; condensaciones que, combinadas con las corrientes de éstos hacia el Lago, con las nubes en su descenso sobre la llanura, con la temperatura menos fría que se nota desde la media noche al amanecer hacia el Lago, con las temperaturas ascendentes y descendentes desprendidas delos ríos, lagunas y ciénagas hacia la tierra o vise-versa, y de ambas a la atmósfera, originan la lluvia, recombinan las electricidades y producen los vientos huracanados: en una palabra forman las tempestades que son la causa única del fenómeno en cuestión.

Así pues, que los vapores acumulados durante el día y los que se levantan en la noche, de las aguas y del suelo, experimentan por causa de la irradiación nocturna y de los vientos fríos de la Cordillera, condensaciones continuas que aumentan con el grado de frialdad e intensidad de esos vientos; condensaciones que, combinadas con las corrientes de éstos hacia el Lago, con las nubes en su descenso sobre la llanura, con la temperatura menos fría que se nota desde la media noche al amanecer hacia el Lago, con las temperaturas ascendentes y descendentes desprendidas delos ríos, lagunas y ciénagas hacia la tierra o vise-versa, y de ambas a la atmósfera, originan la lluvia, recombinan las electricidades y producen los vientos huracanados: en una palabra forman las tempestades que son la causa única del fenómeno en cuestión.

El Espectáculo comienza generalmente con relámpagos casi imperceptibles y un débil parpadeo, al ponerse el sol. Es natural sea así, porque los vientos fríos de los páramos que rodean esa porción de esa región, aspirados por el desequilibrio de temperatura ambiental de ésta, son los primeros que le llegan, encauzados por la hoyas de los ríos Zulia, Pamplonita, Táchira, Lobaterita, Grita y Sardinata que, como se sabe nacen en los páramos y convergen sobre ese lado de la región. Y esos son los vientos que le llegan y comienza la serie de condensaciones en la atmósfera.

Más tarde la irradiación se va haciendo sensible; y los vientos de los páramos cada vez más fríos e intensos aumentan progresivamente el fenómeno hasta producirlas tempestades con sus poderosas descargas eléctricas, que duran muchas horas con la misma intensidad, pero que van disminuyendo hasta solo quedar los relámpagos sin sus chispas que se producen a razón de uno cada medio minuto, y los cuales duran generalmente hasta el amanecer.
Las Tempestades se producen en dos puntos de las tierras bajas (en adelante la denominaremos Región 1), al contemplar el fenómeno podríamos compararlo a dos poderosas artillerías en acción, que alternan sus descargas eléctricas, y producen en la atmósfera una iluminación casi sin intermitencia. Es todavía más imponente el fenómeno cuando se forman a la vez varias tempestades y en distintos puntos; entonces no hay intermitencia en la iluminación atmosférica. Si las condensaciones se producen de un modo continuo las chispas eléctricas saltan a razón de una y más por segundo; y estando cercana la tempestad, el ruido que acompaña a cada chispa es verdaderamente aterrador por su intensidad y por qué se repite a cada instante.

Hay noches en que las tempestades barren gran parte dela región 1, y con la lluvia se refresca el ambiente; y al día siguiente amanece parte de ésta cubierta de una espesa capa de neblina, y el resto del día está muy nublado. Las chispas eléctricas saltan en las nubes a alturas variables, unas veces de dos o tres mil metros, y otras más de doce mil. Veamos cómo se calculan estas alturas a manera de ejemplo: Medición 6º52´, la distancia del primer punto a este último es de 100 kilómetros, la diferencia de nivel entre ambos es 100 metros, hecho los cálculos las chispas saltaban a una altura de 13.000 metros más o menos.

El Fenómeno es más claro y visible en época de sequía, de Enero a Abril y de Julio a Octubre; principalmente en estos últimos meses, que en época de lluvias, porque entonces es mayor la temperatura de los rayos solares; y por consiguiente la evaporación es mayor; además la atmósfera es más diáfana. Mientras que en la época de lluvias la abundancia de las aguas refresca la superficie, y los nublados casi diarios atenúan la acción calorífica de los rayos del sol. Hay una que otra noche, y esto es muy raras veces, en las que no hay tempestades, cuando esto sucede es porque las alturas y páramos vecinos están en calma, o porque los vientos de ellos soplan en dirección contraria.

Datos Curiosos:
•Relámpago del Catatumbo es un fenómeno único en el mundo.-
•Regenerador Natural de la Capa de Ozono Atmosférica.-
•Faro natural para los navegantes del Golfo de Venezuela y del Lago de Maracaibo.-
•Es un Indicador natural de la actividad Sísmica. (Intensidad y Extensión)
•Gran Actividad y Avistamientos de Objetos Voladores no Identificados.-
•Según Maestros Espirituales: Está en el Octavo Chakra del Planeta.

Locación de La Ciudadela del Fénix. Latitud. 8º40´30¨Norte. Longitud. 71º27´18¨ Oeste. Altitud. 1510m. SNM. El Espectacular Relámpago puede ser apreciado en determinados meses del año. (Enero-Febrero. Julio-Septiembre. Noviembre-Diciembre.)En oportunidades se aprecia a todo lo largo y ancho del horizonte visible y en otros momentos se puede ver en la zona del Oeste-Noroeste y al Norte franco.

Estrofa del Himno del Estado Zulia estado Zulia: “La luz con que el relámpago tenaz del Catatumbo del nauta fija el rumbo cual límpido farol. El alba de los trópicos la hoguera que deslumbra cuando el cenit se encumbra la cuadriga del sol…no emulan de tus glorias el fúlgido arrebol.”

Finalmente el Maestro Sri Deva Fénix dijo: He venido haciendo una observación atenta y detallada del fenómeno por varios años, para fijar la verdadera causa del Relámpago. “El Relámpago del Catatumbo, una descarga eléctrica sin truenos que se divisa a la distancia, desde San Cristóbal hasta Maracaibo”.

Muchas Gracias
Sri Deva Fénix
ciudadelafenix@yahoo.es

Configuración orográfica de la región de interés en el Occidente de Venezuela. Fuente: Centro de Modelado Científico (CMC) y National Geographic Maps.
La región que corresponde a los pantanos del Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel está delimitada al Norte por la cuenca del río Santa Ana, y al Sur por la del Catatumbo, por el Este colinda con la Reserva de Flora y Fauna del Ministerio del Ambiente en donde se ubican poblaciones palafíticas como Congo Mirador, a orillas del Lago de Maracaibo, y por el Oeste colinda con hatos y haciendas cercanas a la Carretera Regional No. 6, que une las poblaciones de Machiques con Casigua El Cubo [Muñoz y Cubillán, 2005]. En su interior yacen las cuencas de los ríos Bravo y Concepción y las lagunas La Negra, La Belleza, la Bellecita, El Zamuro y La Estrella (la más extensa de todas). Se trata de un ecosistema cenagoso, con profundidades entre 1 y 5 metros, y temperaturas medias anuales entre 28 ºC y 32 ºC [Muñoz y Cubillán, 2005].

Origen de la Cuenca del Lago de Maracaibo: Es una de las más importantes en Venezuela a nivel mundial y el lago de Maracaibo es el más imponente del país y el más grande de América del Sur… una de las formaciones geológicas más antiguas del mundo. La cuenca está enmarcada entre los cinturones móviles de la cordillera de Mérida, la serranía de Trujillo, la Sierra de Perijá y la falla de la Oca y ocupa todas las aguas del Lago de Maracaibo y los terrenos suavemente ondulados que lo circundan.

Los orígenes del lago de Maracaibo se relacionan con la depresión que se originó a lo largo de un complejo proceso geológico y que se inició en el Mioceno. En el Plioceno fue cuando la depresión entre la serranía de Perijá y la cordillera de Mérida, el arco andino, llegó a una configuración muy semejante a la actual, ocupando el lago la porción más baja. Los ríos que afluyen al lago fueron dibujando su perímetro en el cual se destaca el gran delta de suelos empantanados formado por los ríos Escalante, Catatumbo. Este delta prosigue en su avance lago adentro.

Las precipitaciones se incrementan intensamente de N a S pasando de medias anuales de 570 mm a 2.550 mm. Los vientos alisios cruzan la superficie lacustre de NE a SO. La temperatura media que al norte alcanza los 28,3 °C, al sur es de 27,5 °C debido a la mayor nubosidad. Desde el lago y hacia el SO, puede verse en muchas noches un continuo centelleo en las altas capas atmosféricas: fenómeno llamado el «Relámpago del Catatumbo».

Esta zona sur del lago se caracteriza por formar parte de un período de calma y de estabilidad geológica, su formación se ubica en la era cuaternaria reciente. El esquema geológico de la región está definido por una fuerte expresión topográfica que nace de la cordillera de los Andes. De aquí la conexión y dependencia de los pueblos del sur del lago con la región andina en tiempos de antaño.

La profundidad bastante uniforme del lago de Maracaibo y su forma casi perfecta de una cubeta se debe a la subsidencia ―movimiento de una superficie en la que la componente vertical del desplazamiento es claramente predominante sobre la horizontal―. Explicada por su constitución geológica. En efecto, la extensa región que le dio nombre a Venezuela constituye un área única en el mundo desde los puntos de vista de la geología, de la geografía física (en especial de la climatología) y de la geografía humana y económica, a los cuales nos referiremos brevemente.

El lago de Maracaibo tiene una superficie de 12.013 km2, con una profundidad media de 26 m. (cerca de 85 pies) llegando, en algunos sitios, hasta los 34 m. (110 pies). El 87 por ciento del área del Lago (10.500 km2) presenta una profundidad de 10 o más metros (32,8 pies). La extensión total de la cuenca del Lago de Maracaibo es de 130.940 km2 de los cuales 97.442 km2 corresponden a tierra firme.

En la actualidad se observa un retiro del agua del lago de la orilla de los pueblos surlaguenses, en muy notable en San Antonio de Heras. En cierto modo, puede decirse que el levantamiento de los Andes y el hundimiento de la depresión zuliana (la depresión del lago de Maracaibo) son equivalentes. Esto significa que el hundimiento de la depresión se ha venido produciendo paralelamente y casi en la misma proporción que el levantamiento de las dos cordilleras andinas (Perijá y cordillera de Mérida).

El hundimiento lento y continuado del área de la depresión es responsable, no solo de la uniformidad en la concavidad del fondo lacustre, sino también de la mayor estabilidad de dicha área, cuando la comparamos con la sismicidad de los relieves andinos: a este hecho se han referido varios autores y puede comprobarse con la simple lectura de los mapas sísmico y tectónico del área (M.A.R.N.R, Dirección de Cartografía Nacional, 1971, 1979; Pedevesa, 1992).

Mientras que el levantamiento de los Andes ha elevado rocas ígneas de origen profundo hasta los picos más altos (5.007 metros en el pico Bolívar, 3.750 en el pico Tetari o Tetaría, en la cordillera de los Motilones, del sistema de Perijá), las rocas sedimentarias que se formaron en la superficie de la depresión hace casi 200 millones de años, se encuentran ahora también a casi 5.000 metros, pero de profundidad (Escamilla, 1999 b).

El primer terremoto que afectó la geografía venezolana después del descubrimiento de América ocurrió a las 10:30 HLV del 1° de Septiembre de 1530 con Mb 7,3, el cual destruyó el pequeño fuerte que Jácome de Castellón había hecho construir en la entonces llamada Nueva Toledo (hoy Cumaná).

“El registro histórico de la sismicidad en Venezuela comienza, aproximadamente, en 1590, después de la llegada de los primeros colonizadores españoles” En la zona andina se puede hablar de que esta historia comienza en el año de 1.599, con el reporte de un terremoto que sacudió a La Grita y otros pueblos de Mérida.

Finalmente:
En atención a todo lo dicho anteriormente, a manera de colofón; Hay 10 sucesos concluyentes que deberíamos saber sobre el Relámpago del Catatumbo.

1.- Dado que tienden a ocurrir en grupos, más o menos localizados en distintos puntos en el Suroeste de la Cuenca del Lago de Maracaibo, lo correcto es hablar de los Relámpagos del Catatumbo, en plural.

2.- El Suroeste del Lago de Maracaibo posee la mayor densidad de descargas eléctricas (número de descargas por km cuadrado) del todo el planeta, según investigaciones independientes de la Universidad de Maryland y del Centro de Modelado Científico (CMC) de Universidad del Zulia.

3.- Los Relámpagos del Catatumbo se forman básicamente de la misma manera que cualquier otro relámpago. Son únicos porque la ubicación tropical de la cuenca del Lago de Maracaibo y su cercanía al mar Caribe, el Lago mismo como regulador de humedad, temperatura y brisas a lo largo del día y la noche, y sobre todo la configuración montañosa que ayuda a mantener la circulación de vientos en el Sur del Lago, se conjugan de manera especial para producir este fenómeno.

4.- La hipótesis del metano como agente causal de los Relámpagos fue sugerida entre 1998 y 2000 para tratar de entender qué los originaba. Hoy en día ese modelo microfísico se considera demasiado simple, en algunos aspectos, como para explicar la ocurrencia de los Relámpagos del Catatumbo. Aunque en realidad fue un buen paso inicial en la comprensión de los procesos, y de hecho es posible que el metano juegue algún papel como agente co-causal, hoy en día tenemos evidencia de que otros procesos son mucho más importantes.

5.- Como es natural, los Relámpagos tienen su propio ciclo de actividad. Son más visibles en Octubre y Noviembre, y ocurren menos frecuentemente en Enero y Febrero, aunque puede vérseles a lo largo de todo el año (en número de días cambia de año a año, pero en promedio son unas 260 noches/año). Pueden desaparecer durante sequías pronunciadas, pero eso no significa que vaya a desaparecer para siempre. Tienden a ocurrir predominantemente entre las 7 pm y las 5am, lo cual está explicado en investigaciones recientes del CMC. —Centro de Modelado Científico (CMC) de Universidad del Zulia—.

6.- No hay suficiente información para indicar nada al respecto de los efectos del Cambio Climático en los Relámpagos del Catatumbo. En teoría a finales de este siglo podría suceder que se viera menos frecuentemente a lo largo del año, pero con mayor actividad en los días en los que se aprecie. Sin embargo las incertidumbres en los modelos de cambio climático son tan grandes que no es posible hasta el momento indicar nada con certeza.

7.- Es muy probable que los Relámpagos del Catatumbo no sean los principales regeneradores de la capa de ozono del planeta. Aunque cada vez que se genera una descarga eléctrica ésta genera ozono en alguna cantidad, este gas es altamente inestable y tiende a transformarse en algún otro compuesto en cuestión de horas. El tiempo que le tomaría al ozono producido por los Relámpagos del Catatumbo para ascender hasta la capa de ozono es de como mínimo 6 meses, por lo que no se ve un mecanismo plausible para que contribuya a la regeneración de la capa de ozono planetaria.

8.- Los Relámpagos del Catatumbo involucran no sólo los relámpagos de por sí, sino también los rayos o descargas eléctricas y los truenos que ocurren. La luminosidad de los relámpagos producidos por distintas tormentas en el Sur del Lago se aprecian desde lejos como si fueran de un solo fenómeno, por lo que a veces se les llama “El Faro de Maracaibo”, y ha servidor históricamente para orientar navegantes. Los rayos ocurren principalmente dentro de las nubes, aunque ocasionalmente sucede nube-tierra, los cuales causan importantes pérdidas humanas, de ganado y bienes materiales en la zona. Si se está lo suficientemente cerca de los Relámpagos del Catatumbo es posible escuchar sus truenos, como en cualquier otra tormenta eléctrica.

9.- ¿Por qué estudiar los Relámpagos del Catatumbo? No es transcendental, que únicamente lo veamos en términos de satisfacer la curiosidad científica, sino que por el contrario, plantea soluciones concretas a problemas reales de la sociedad. Por ejemplo: entre los estudios más importantes del CMC —Centro de Modelado Científico (CMC) de Universidad del Zulia—, se encuentra el desarrollo del primer “Sistema de Pronóstico de Descargas Eléctricas para la Cuenca del Lago de Maracaibo”, que permitiría indicar con antelación no sólo si habrá una actividad eléctrica por encima de lo normal, sino proveer reportes y mapas en tiempo real de cuántas descargas, dónde están ocurriendo y a qué velocidad se están moviendo.

10.- Por más de una década el equipo interdisciplinario del CMC de LUZ ha venido aportando avances significativos con respecto a las investigaciones en los Relámpagos del Catatumbo. Quizás el estudio más crítico que ha de avanzarse hoy en día es el del Sistema de Pronóstico de Descargas Eléctricas, que involucra el resguardo de vidas humanas, animales e infraestructura.

Resumen de Erik Quiroga “El promotor”
1. Quiroga fue promotor de la creación del “Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono”, Aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas (Resolución 49/114 del 23/01/95) promovido en mundo el 16 de septiembre

2. Promotor del Récord Guinness para la región del Relámpago del Catatumbo por poseer el “mayor promedio mundial de relámpagos por kilómetro 2 al año: 250 relámpagos / km 2/año”.

3. Autor de la Hipótesis del “Efecto Ártico”, primera hipótesis sobre “Cambio Climático” en sugerir desde el 2002, que el Deshielo Ártico del “Calentamiento Global Sostenido” (iniciado en 1976) en un lapso breve (35 a 40 años) podría afectar los “Patrones de Viento” y a la deriva de la Corriente del Golfo y llevar a ciclos de inviernos árticos en el Atlántico Norte.

4. Promotor de la iniciativa de solicitar la inclusión en las listas de Patrimonio Natural de la UNESCO del “Parque Nacional de Ciénagas y el Epicentro del Relámpago del Catatumbo” (Edo Zulia Venezuela) para lograr que el “Relámpago del Catatumbo” sea el Primer Fenómeno Meteorológico “Patrimonio Natural de la Humanidad”.

5. Promotor de la creación del Parque Universal de La Paz, ubicado en Caricuao, Caracas. Decretado el 6/09/90, de 240 Has, es el Parque Urbano dedicado a la Paz de mayor extensión en Latinoamérica

6. Dada la importancia de este fenómeno meteorológico, Erick Quiroga confirmó el reconocimiento del Municipio Catatumbo como la “Capital Mundial de los Relámpagos”, declaración a ser realizada por el Alcalde Fernando Loaiza el venidero 27 de noviembre, a propósito del 33 aniversario del referido municipio.

ACRÓSTICO DEL RELAMPAGO DEL CATATUMBO
Relámpago, arcos eléctricos tu formas
Entre dos y diez kilómetros de altura
Los vientos alisios cruzan la superficie lacustre de NE a SO.
Allá hasta la Cordillera de Mérida
Maracaibo, tu faro es el relámpago
Pudiendo los navegantes mirar el cielo iluminado
Año tras año recurre el fenómeno
Generando hasta 280 descargas por hora
Oh Venezuela con tu relámpago

Catatumbo, tu cuenca se ilumina y brilla
Allá por los Andes, en el ramal venezolano
Tiene cierta magia, ni dudarlo
Al mirarlo, te impresiona la natural belleza
Tu fulgor fosforescente, es tu relámpago continuado
Un público venezolano te admira y un pueblo en su escudo te tiene
Millones de cocuyos se reúnen para brillar como lo hacen
Bien dices que eres el eterno resplandor de las alturas
Obra es de la naturaleza que impresiona

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS:
Burgesser R., Nicora M., Avila E., 2012.
Codazzi, A.: Resumen de la Geografía de Venezuela. Biblioteca Venezolana. De Cultura. Caracas. Pp 23. 1960.
Coddazi A. (1841), “Resumen de la Geografía de Venezuela”, pag. 466. Disponible en:
http://books.google.co.ve/books?id=wVk_AAAAIAAJ&pg=PA464&dq=agustin+codazzi+y+el+relampago+del+catatumbo&hl=es&sa=X&ei=RjJKT-vBFOLd0QGq46iqDg&ved=0CDQQ6AEwAQ#v=onepage&q&f=false
Centeno-Grau, M. 1968. “El Faro de Maracaibo” o “Relámpago del Catatumbo”. Boletín de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales 28, 79, 353-365. 1968.
Delcroix, J. 1969. Introducción a la teoría de los gases ionizados. Alhambra, Madrid.
Díaz-Lobatón, J. y Muñoz, Á.G., Energética de El Relámpago del Catatumbo. Trabajo Especial de Grado. Depto. de Física de la Facultad de Ciencias de La Universidad del Zulia. 2011
Ediciones ULA Nº 56. 1991. Faro del Catatumbo: lo conocido y lo desconocido. Carta Ecológica.
Feynman, R. Leighton, R. y Sands, M. 1987. Lecturas de Física. Fondo educativo Interamericano. N.Y.
Feynman, R. Leighton, R. y Sands, M. Lecturas de Física. Fondo Educativo Interamericano. N.Y. (USA). 1987
Falcón, N; Pitter, W y Muñoz, A. “Microfísica del Relámpago del Catatumbo” Universidad de Carabobo.2007.
Falcón N. y, Amilkar Quintero A. (2009). “Electrometeoros y aerosoles piroelectricos en tormentas tropicales”, Revista Ingeniería UC, Vol. 1 Nro. 3, Dic. 27-33
Falcón, M., W. Pitter, Á. G. Muñoz, T. Barros, A. Viloria, D. Nader, “Modelo Electroatmosférico del Relámpago sobre el Río Catatumbo” (2000), Sci. J. Exp. Faculty of Sc. (Ciencia), 8, 2,155-167.
http://books.google.co.ve/books?id=wVk_AAAAIAAJ&pg=PA464&dq=agustin+codazzi+y+el+relampago+del+catatumbo&hl=es&sa=X&ei=RjJKT-vBFOLd0QGq46iqDg&ved=0CDQQ6AEwAQ#v=onepage&q&f=false.
Senderos Pedagogicos. El Farol del Catatumbo http://senderospedagogicos.blogspot.com/2012/07/el-relampago-del-catatumbo.html
Gol, A.W. 1963. “Las causas meteorológicas de las lluvias de extraordinaria magnitud en Venezuela”. Publicación Especial Nº 2 Servicio de Meteorología. FAV. Ministerio de la Defensa. 1963.
Hann, J. 1987. Handbuch der Klimatologic. Sttuttgart, Belín. pp 330.
Howatson, A.M. Descargas Eléctricas en Gases. Urmo. Bilbao (España). 1970.
Howtson, A.M. 1970. Descargas Eléctricas en Gases. Urmo. Bilbao.
Humboldt, A. 1956. Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente. Tomo III, pp 226. Caracas. Traducción por Lisandro Alvarado.
Kawazaki-Muñoz, 2004].
Laffaille J. “Don Melchor Centeno Grau”. Disponible en:
http://celeste.ciens.ula.ve/noticias/GRAU.HTM
Landau, L.D. y Lifshitz, E. M. 1981. Electrodinámica de los medios continuos Reverté. Barcelona. Pp. 72 y 70..
Levine, L.1990. Fisicoquímica. Mc. Graw-Hill .Madrid. pp 817.
Lope de Vega, F. 1953. Obras Escogidas: la Dragontea. tomo II. Madrid. pp 324.
Marr, G. 1967. Photoionization Processes in Gases. Acad. Press. N.Y, pp170.
Muñoz S., Á.G. et al., Memorias de la XXVIII Reunión de la RSEF, 2, 169-172, 2001.
Muñoz S., Á.G., El Relámpago del Catatumbo. Resumen de Proyecto de Investigación, presentado a INPARQUES Zulia. Centro de Modelado Científico (CMC) de La Universidad del Zulia. 2004.
Muñoz S., Á. G., Cubillán, N., Torres, J. et al., Estudio Físico-Químico de un evento electroatmosférico en Venezuela: el Relámpago del Catatumbo. Centro de Modelado Científico (CMC) de La Universidad del Zulia. Proyecto de Investigación presentado al ICLAM y Corpozulia. 2005.
Muñoz, A.G., Resumen de Resultados sobre los estudios interdisciplinarios llevados a cabo por el Centro de Modelado Científico (CMC). Reporte interno. 2011.
Navarro-Gonzales, R. (1999) Chemical Evolution in Titan. Memorias de la Escuela Iberoamericana de Astrobiología. Caracas IDEA. Diciembre 1999.
Reif, Física Estadística. Reverté, Barcelona (España), pp 489. 19
Rogers. R. Física de las nubes. Reverté. Barcelona. (España). 1977.
Rivera, Heriberto (2011). Relámpago del Catatumbo: una mirada a lo nuestro. En: http://www.aporrea.org/actualidad/a130230.html
Suess, E., Bohrmann, G., Greinert, J. Y Lausch, E. (1999) Flammable Ice, Scientific American 281, 52-59.
Viloria P., A. (2002). “Episodios en la Naturaleza Limítrofe”, p. 147-171, Universidad Católica Cecilio acosta
Zavrostky, A.: Carta Ecológica. Ediciones ULA Nº 56, 5-15. Mérida (Venezuela) 1991.
Zavrostky, A. 1975. El nivel actual de los conocimientos acerca del “Faro del Catatumbo”. Revista Forestal Venezolana Nº 25, 15-26, Ediciones ULA.

Otras Referencias
Ir a ↑ ¿Relámpagos del Catatumbo regeneran la capa de ozono?. Agencia de noticias de la Universidad del Zulia.
Ir a ↑ Udón Pérez. Himno del Estado Zulia
Ir a ↑ Luis Oquendo Delgado. Estrofa de Una gaita
Ir a ↑ Álvarez Bermúdez, Rafael (28 de enero de 2014). «El Relámpago del Catatumbo se convierte este martes en Récord Guinness». Globovisión.com. Consultado el 28 de enero de 2014.
Ir a ↑ «¡Semana de la zulianidad! Reconocen al “Relámpago del Catatumbo” con el récord Guinness». Noticias24.com (28 de enero de 2014). Consultado el 28 de enero de 2014.

* Ángel Emiro Antúnez: Coronel EJNB; Nativo de San Antonio de Heras Municipio Sucre Edo. Zulia; Lic. en Administración; Miembro activo de la Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuela, Seccional Táchira; Miembro activo de la Asociación de Oficiales Técnicos de la Fuerza Armada Nacional en Situación de Retiro en el Edo. Táchira. (Asotrefan-Táchira) y cursante de la Maestría en Historia de Venezuela en la ULA Táchira.

Anuncios