¡Y si tomamos en cuenta estos consejos y nos va mejor de como nos va ahora? que pasaría?

1. Pensar que ya te lo sabes todo – Este es un gran problema y puede detener el crecimiento por un largo tiempo. Esta es la mentalidad que dice: “yo sé cómo funciona el mundo”. “Eso yo ya lo sé”. “No necesito que me digas nada, tengo mas experiencia en eso que tu”, “Vendedor, yo no necesito aceite de serpiente ni esas cosas para mejorar mi vida.” “No tienen nada nuevo que ofrecer”. “Sólo la gente desesperada necesita esos libros para mantener en orden su vida” “Esto sólo es sentido común”.Con esta actitud y mentalidad cerrada se te hará bien difícil crecer. Si comienzas a leer libros a cerca del desarrollo personal de autores tales como Anthony Robbins, Brian Tracy o Wayne Dyer, rápidamente comenzaras a entender que sus consejos no son del todo sentido común. De hecho vas a notar que la VERDAD es lo opuesto a lo que hemos escuchado en la escuela, los medios y otras personas a través de nuestras vidas.

Te puedes preguntar por qué y para que que necesitas conocer sobre el desarrollo personal, pues bien, no importa la profesión a la que te dediques, en todas y cada una de ellas, es necesario interactuar con otras personas, en unas a mayor grado que en otras. Lo que hace la diferencia es en la manera que lleves el mensaje.

Una persona no se distingue de otra por sus posesiones materiales ni por el dinero que tiene, sino por su habilidad de negociar, de comunicar. Cuando menciono negocios no necesariamente me refiero a dinero ($$$$). La definición que mas me gusta sobre negocio es “transacción o cualquier actividad de la que se puede obtener beneficios o ganancias”. Es por eso que podemos hacer negocios a todos los niveles. Desde saber negociar con tus hijos, esposo(a), familiares, amigos, socios, etc. Es algo que cuando se aprende correctamente te sirve para toda la vida.

“No es prudente estar demasiado seguro de la propia sabiduría. Es saludable recordar que los más fuertes pueden debilitarse y el más sabio puede errar”. MG

2. Llevar una Máscara Social – Lo mismo que tener “problemas de ego”.

Definición muy académica: El estereotipo de este modelo suele ser varón. La persona con “problema de ego” se considera que es jactanciosa, egoísta, desdeñosa, vanidosa y, por lo general, desagradable, o también, la persona dedicada al odio, la malicia y la destrucción. También se ha considerado al ego como algo que está dentro de nosotros, controlando nuestra vida cotidiana, presionándonos para que mostremos una “buena imagen”.

Atención: Se puede ser altruista y bondadoso para mostrarse ante los demás… y eso también es ego
Opinamos que el ego es una disposición del pensamiento errónea que intenta presentarte como a ti te gustaría ser, en lugar de cómo eres en realidad.

En esencia, el ego, la idea de uno mismo, la máscara, el papel que estamos desempeñando; supone una forma distorsionada de afirmar y vivir la existencia. A esta máscara social (el ego) le gusta la aprobación, quiere controlar situaciones y personas, y se apoya en el poder porque vive en el temor.

SUGERENCIAS PARA SUPERAR EL EGO Y ALCANZAR LA CONCIENCIA SUPERIOR:
Las siguientes sugerencias le ayudarán a ponerse en contacto con el ego y superarlo:
– Intente conocer su ego y determinar cuando su ego influye y domina su vida. Pregúntese: ¿Estoy escuchando a mi falso yo o a mi yo espiritual?

               – A medida que vaya adquiriendo conciencia de su ego, podrá librarse del egocentrismo y entrar en la conciencia superior.

                   – Comience a llevar la cuenta de con cuánta frecuencia usa el pronombre “yo”. Al no centrarse en su propia persona estará superando el ego.

                   – Comience a considerar su ego como una entidad que le acompaña y que tiene un propósito. Es invisible y siempre está a su lado.

                     – Trata de convencerlo de que usted está separado de Dios, de su superioridad respecto de otros, y de que es “especial”. El quiere que usted se sienta ultrajado cuando recibe un trato incorrecto, cuando lo insultan, cuando no lo acarician; ofendido cuando no se sale con la suya, herido cuando pierde en una competencia. Primero conoce a esta entidad. Luego se percata de que está obrando en usted. Por último, se libre de ella.

                  – Escuche a los demás y no se centre en sí mismo. Durante las conversaciones, concéntrese en lo que la otra persona está diciendo y en lo que siente. Luego responda con una frase que empiece por “tú”,” usted”. Esto se denomina escucha activa. Es una manera de contener el ego y permitir que participe el yo espiritual.

                     – Resista el hábito de permitir que el ego domine su vida.

               – Cuanto más se resista a permitir que su ego sea quien controle su vida, más pronto llenará el espacio que antes ocupaban las exigencias de su falso yo.

                     – Practique la meditación diaria o el acallar su mente para deshacer la ilusión de que está separado del universo y que todas las almas son extensiones de la energía de Dios. Comenzará a tratar a los demás como le agradaría que lo tratasen a usted. Se sentirá conectado con todo y con todos.

                    – Trate de borrar de su mente la palabra “especial”. Especial implica mejor que, o más importante que. Niega que Dios habite en cada uno de nosotros. Todos somos especiales a los ojos de Dios: por lo tanto, nadie necesita la etiqueta de “especial”. No hay favoritos. No se relega a nadie.

                    – Todos somos Uno.

              – Escriba un diario. Trate de describir en que le beneficia sentirse ofendido. Lo que lo ofende es obra de su ego. No pretenda que el mundo debería ser como usted es y no como en realidad es.

                  – Dé más de sí mismo y pida menos a cambio. León Tolstoy, pasó de ser un egocéntrico a ser un servidor de Dios, luego de aprender muchas lecciones y pasar por tribulaciones. Y escribió lo siguiente:

“El único significado de la vida es servir a la humanidad”. Sea usted quien acaricie. Sea usted quien de cariño.
Recuerde cada día que el más alto culto que puede rendírsele a Dios es servir a la humanidad, y que mediante ese acto su yo espiritual se sentirá realizado.

Ponga fin a la búsqueda externa de la libertad y conozca el sabor de la auténtica libertad que es la comunión con su yo espiritual.

La auténtica libertad no necesita nada para demostrar su existencia. Sólo siendo auténticamente libre podrá amar, porque no existe amor sin libertad. La falsa libertad exige que tenga a la mano algo que dé fe de su existencia.

3. Confundirse por el mercadeo de la exageración

La forma en que piensas o haces las cosas no es ejemplo de la marca. Existen muchas personas que incurren en la exageración en cada línea de negocio. Y hasta los más exitosos comunicadores en el desarrollo personal que si saben cómo comunicarse, podrían incurrir en ello, quizás más que el promedio de las personas. Escuchar cosas como ofrecer un regalo gratis al consumidor, decir que solo hay 500 copias y que la oferta estará disponible solo por una semana, te llevan a pesar de que algunas técnicas de marketing pueden parecer demasiado optimista o de tipo un tanto agresivo. Esto de ninguna forma significa que los productos no tienen valor alguno. No confunda las técnicas ventas con la calidad de los productos.

Sin embargo el sobre vender puede dar la impresión de que el producto no cumple con la calidad y necesita de recursos extraordinarios para terminar la venta o peor aún, que necesitas a toda costa terminar la transacción por un objetivo personal.

Comienza con la verdad sobre los productos o temas que han recibido buenas y grandes críticas. Has tu propia investigación busca como referencia en “google, busca las reseñas en Amazon. Mira que otros piensan. Utilizas esas técnicas sencillas y fáciles de comprender para llevar el mensaje.

4. No tomar acción –Pensar que solo con leer un libro o un blog automáticamente, esto transformara tu persona y tu vida. Pero el conocimiento sin acción de tu parte, realmente no es transformación. Y solo tú puedes cambiarte a ti mismo. Otros solo pueden darte un pedacito de consejo, ayuda y motivación. Pero al final, tú tienes que tomar los pasos en tu vida real

No te quedes estancado en la lectura, de que te sirve tener un montón de libros sobre el desarrollo de la personalidad sino vas a poner en práctica ningunos de sus consejos.
Se honesto contigo mismo, no pierdas tu tiempo ni se lo hagas perder a otros pidiendo consejos, si en realidad no estás dispuesto a tomar acción sobre ninguno de ellos.

“Una onza de práctica vale más que toneladas de prédica”.

Si tienes problemas para tomar acción, que a menudo surge por el miedo. Pruebe la primera y la segunda sugerencia en este artículo en la superación de miedo.

5. Renunciar/darse por vencido – Al primer o tercer fallo, decir… “Esto no tiene sentido…no me funciona”. “no soy bueno para esto” ¡¡No Renuncies!! solo tienes que acostúmbrate a ese pensamiento. Uno o cinco o veinte fallos no son nada en tu compromiso de un largo recorrido hace el éxito. Tienes que fallar para obtener algo bueno y crecer.

“El desarrollo constante es la ley de la vida, y un hombre que siempre trata de mantener sus dogmas para aparentar ser consistente y coherentes es una posición falsa de sí mismo”.

6. Escuchando lo que otros piensan – Podrías tener gente a tu alrededor que no reaccionaran positivo a tu cambio. Y actualmente lo están haciendo.

Quizás ellos no desean que cambies, porque piensan que quedaran relegados, aparte y temen perderte para siempre. O podrían no querer ver como progresas y mejoras, por que les harás sentir como ellos que ha quedado y se mantienen estáticos.

O podrían pero aun, darte un montón de negativos e inútiles pensamientos sobre el desarrollo personal y que todo es cuestión de sentido común, una pérdida de tiempo y que en la vida real no funciona como te dicen en los libros.

Por lo general siempre prestamos oídos a aquellos que nada pueden aportar a nuestro crecimiento, no tienen ni han tenido ningún tipo de resultados ni experiencia. Para crecer es importante mirar a aquellas personas que han logrado lo que deseas y de cierta forma están disfrutando de lo que quisieras para ti.
Si te quedas atascado aquí es probablemente porque necesita la validación de otros para tomar acción. No te compares con los demás. Se tu mismo

7. Experimentando/sin compromiso – No tomar en serio tu desarrollo personal y el material de crecimiento personal. No comprometerse a estudiar, a la acción y al desarrollo constante como una parte de tu vida.
Tal vez usted sienta que es demasiado duro o simplemente no vale la pena y por lo tanto no se quiere comprometer.

¿Esto es difícil? Si, algunas veces. Pero me parece que el crecimiento en general es mucho más positivo que negativo. Y desde una perspectiva de afuera – como alguien quien no se ha involucrado todavía – a menudo puede parecer que hay que trabajar mucho más, más tiempo e inversión de dinero- que cuando se observa desde una perspectiva interior.

El trabajo duro y fuerte no es tan difícil cuando usted siente que está creciendo y con lo que estás haciendo.
¿Vale la pena? Bien, es sin duda mejor que la alternativa de solo andar por ahí baboseando todo el día lleno de ansiedad, estrés y una baja estima de ti mismo.

La clave para el éxito en la vida son consistencia y paciencia. Comprometerse con tu crecimiento personal.

8. Tener Falsas Expectativas – Esto se debe a una falta de información. A veces, tanto en calidad y cantidad. Cuando usted comienza puede pensar que sólo leyendo un libro solucionará todos sus problemas.

 No tener una imagen razonable, clara y real de lo que se puede esperar, te hará sentirte decepcionado y como un sentimiento de fracaso con buena razón. Esto te puede llevar rápidamente a renunciar.Para obtener buenos resultados, necesitas saber cosas como: La emoción del principio – como con algo nuevo y excitante – se disipa

Eso es Normal. Cuando estás preparado para eso, cuando sabes los cambios emocionales más de cerca, es mucho mas fácil controlarse y mantenerse en control. Sabes que va a llover pero no será para siempre.

Un método motivador que uso cuando estoy en un estado emocional bajo es desarrollar un hábito de consumir material de desarrollo, ya sea en forma de libros, blogs, audios o los dvds. Estoy en la construcción de mi pequeña biblioteca y rellenándola con asesoramiento práctico y sólido sobre crecimiento personal.

Escuchar un audio de Brian Tracy no sólo me motivó en ese momento, me presenta maneras para resolver el problema a la mano también. Este hábito – combinado con acción – con el tiempo traerá la claridad de lo que quieres, qué métodos funcionan mejor para ti y las posibilidades y las limitaciones de tu propio crecimiento personal.

9. No querer (al menos comenzar a) comprenderse usted mismo – Para cambiar tu mismo tienes que aprender acerca de los procesos dentro de ti mismo. Cómo funcionan tus emociones. Cómo funciona el ego que hay en usted. ¿Cómo las experiencias del pasado y hábitos pueden afectarle. Y que puedes hacer acerca de todo eso.

¿Cómo puedes ayudarte a ti mismo. Incluso cuando partes de ti están trabajando contra lo que realmente deseas?

A lo que digo, no te atengas a un gurú y a una línea de pensamiento. Leer y escuchar libros de un lote de autores de prestigio para ampliar sus conocimientos y el número de posibles soluciones a tus problemas.
Intenta ser más consciente. Ser consciente de qué procesos están teniendo lugar dentro de usted cuando te enojas o te deprimes, cuando sientes celosos o envidia. Trate de no reaccionar de la manera predecible y tonta que a menudo sueles hacer.

En su lugar, en el momento, aplicar lo que has aprendido acerca del control de este problema. Si fallas en hacerlo – lo que todo el mundo hace mucho, continua y mantente trabajando en eso – mas tarde tomate un tiempo para analizar de cómo te sentías/de lo que hiciste negativo. Y lo que usted puede hacer al respecto cuando surge una próxima vez.

Si usted no identifica como funcionan los seres humanos, le será difícil ayudarse a usted mismo (y a otros). Usted va a venir con soluciones ineficaces, convertido en desalentados y posiblemente, al final quiera dejar de tratar de crecer.

10. No tomar responsabilidad de ti mismo – Esto es absolutamente esencial. No culpe a nadie. Depende solo de ti cambiar.

a diferencia entre lo que hacemos y lo que somos capaces de hacer bastaría para resolver la mayoría de los problemas del mundo.”

 

 

Fuente: http://www.ejecutivadelhogar.com/10-errores-que-pueden-matar-tu-crecimiento-personal/