Este articulo se me hizo muy interesante porque ratifica lo que siempre nos han enseñado en el catolicismo: ¿Deseas llevar una vida en orden, sin perjudicar a nadie, siguiendo unas reglas simples, efectivas y comprobado que funcionan desde hace miles de años?, entonces debes leer la Biblia y decidirte a seguir esos lineamientos.!. Y aclaro… no necesitas ser fanático católico, cristiano, mormón, judío, musulmán, evangélico o cualquier otra religión que se te ocurra para leer la biblia. Solo debes asimilar lo leído e interpretarlo para bien sin convertirte en un religioso o ir a la iglesia sin falta y todo aquello que te defina como un verdadero fanático. La idea es no mentirte a ti mismo porque al final el único que se perjudica eres tu. Tampoco es necesario engañar a los demás haciéndoles creer que te convertiste. Solo es cuestión de interiorizar lo leído e interpretarlo, tal como ya les expliqué.

Aunque es un libro que a mi modo de ver tiene muchas cosas difíciles de explicar y de entender, es un libro deslumbrante, lleno de mucha pero mucha sabiduría y que mucha gente recomienda buscar quien te enseñe a leerla.  Lo que siempre me ha desconcertado de ella es la cantidad de cosas que dice del Apocalipsis y lo detallado de lo que sucederá en ese momento. Me desconcierta porque realmente no creo que haya un Apocalipsis como está planteado allí, mas bien habrá una transformación tan devastadora e increíble del mundo como lo conocemos que significará el final para muchos de la raza humana pero no significara la extinción de la raza humana en su totalidad. Siempre he pensado que todo en este mundo y en cualquier otro las cosas deben cambiar porque la naturaleza siempre a sido cambiante; por naturaleza nosotros cambiamos, y eso siempre traduce que si todo lo que nos rodea pertenece a la naturaleza entonces es entendible que todo debe cambiar. Lo que pasa con esto es que el mundo es muy grande y cuando vaya a cambiar lo hará en grande también. Mientras tanto, nosotros aquí nos debemos acomodar a lo que se nos presenta día a día (con todo y nuestros planes) y creo que la clave para que los resultados que obtengamos sean los mejores esperados o los mas favorables es “Decidirnos a Arriesgarnos”. A continuación quiero dejarles el articulo completo que leí en una pagina de Yahoo Noticias, simple, básico y trascendental de su contenido.

Extraído de https://es-us.finanzas.yahoo.com/noticias/cuatro-consejos-económicos-que-encontramos-en-la-biblia-024249770.html

CIUDAD DE MÉXICO.- En este viernes (18-04-2014), en que los cristianos conmemoran la fecha de la muerte de su salvador, sería oportuno revisar algunas de las enseñanzas económicas de la Biblia.

Dejando de lado la veracidad de los hechos narrados, las escrituras de la religión católica incluyen a menudo ejemplos de lo que el pueblo israelita debía hacer y que pueden ser aprovechados por todos.

Estos son algunos ejemplos de enseñanzas económicas que contiene el libro:

-En el capítulo 41 del Génesis, el faraón egipcio sueña con siete vacas gordas que son devoradas por siete flacas. Al pedirle a José que interprete el sueño, éste le dice que el sueño anticipa siete años en los que habrá prosperidad, seguidos de siete de escasez. Así, ordena que el exceso de lo que se produzca en los primeros siete años se guarde para ser consumido en los años de “vacas flacas”. Este ejemplo se puede llevar al gobierno, donde los superávits en años de bonanza deben financiar el déficit en el que se incurre en años de crisis.

-En el libro de los Proverbios hay muchos ejemplos que se pueden relacionar a las finanzas personales. Uno de ellos dice: “El que toma prestado es siervo del hombre que hace el préstamo”, con lo que se recomienda no pedir prestado más que para lo necesario.

-En el Evangelio de Mateo (25:14-30) se cuenta la parábola de los talentos, en los que un patrón entrega a sus sirvientes dinero para que lo cuiden. Dos de ellos ponen a trabajar, lo invierten, y entregan lo que se les encargó y los intereses a su amo; mientras que uno va y lo esconde por miedo a perderlo. Esto nos habla de la importancia de arriesgarnos a invertir o emprender.

-En la Primera Carta a Timoteo (6:10) se habla de la avaricia: “porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”. Más allá de los efectos espirituales, hay que fijarnos en los éticos, ya que el egoísmo puede llevar a que con tal de hacernos de más dinero dañemos a alguien más o caigamos en alguna conducta no ética o ilegal.