Un día cualquiera, intentando entender por que la sociedad venezolana tiene tantos problemas económicos estructurales, empecé a entrelazar varios puntos de vista tomando en cuenta varios de los elementos que lleva al niño venezolano a desarrollarse y convertirse en persona de esta sociedad. Comencé por allí porque es necesario empezar desde el principio, desde el núcleo de la sociedad que para mi es la familia. Es allí donde nace el futuro de toda nación. Pensé en la educación, el estrato social donde se desarrolla, la comida que come, el tiempo que se le da para el ocio (o el que él se permite), la raza de la que proviene, una cantidad considerable de variables geográficas y políticas, la personalidad enseñada por los padres y aquella que es aprendida o interiorizada por él mismo y otras tantas variables mas. Al final llegue a concluir que el problema es básicamente de evolución. Algo que aparentemente nadie se ha dado cuenta o simplemente existen intereses que hacen cualquier cosas para que no nos demos cuenta que el camino que transitamos no es sino el del esclavo moderno. Aunque lo he visto hasta en “comics” de los años 50’s donde muestran como se desarrolla un “Americano promedio”, parece que por esa misma razón nadie toma en serio esta variable. El esclavo moderno para mi, es aquel que no teniendo un amo que lo compró (porque gracias a Dios existen leyes en contra de eso..!) de todos modos tiene que cumplir rigurosa y religiosamente con levantarse a una hora, desayunar a una hora, trabajar de una hora a otra hora, comer a una hora, regresar a su casa a una hora (si tiene familia también se debe a que la mujer lo gobierna y tiene que regresar a la hora o tener una muy buena excusa) y acostarse para levantarse a la misma hora que se tiene que levantar todos los días; y todo esto sin reclamar, sin levantar su voz, si no quiere que todo lo que la sociedad le hizo creer que le dio debido a su gran esfuerzo, se le sea retirado sin miramientos (Me refiero a tarjetas de crédito, prestamos, casa, carro, estatus y cualquier otra cosa que compre el dinero). Todo con la escusa del “que dirán mis amistades del country club”.

Parece un chiste traído del viejo show que todos veíamos los lunes por la noche por allá por los años ochenta pero, incluso ese chiste, es de un programa que debíamos ver para cambiar un poco la rutina en la que estábamos todos ahogados, para que no se nos hiciera tan cruel la vida de “mano de obra” que estábamos viviendo.

Esa vida a la que estábamos obligados a vivir es para mi la consecuencia de políticas de “sectarización de la población” que nuestros “lideres de la democracia” prepararon para nosotros. Nunca íbamos a poder llenar de haberes nuestros presupuestos porque a pesar de esforzarnos mucho, trabajar a mas no poder incluyendo los fines de semana, nunca pero nunca íbamos a lograr que el sueldo alcanzara sino para lo que siempre íbamos a tener: “Pagar deudas”. A menos que tuviésemos un “golpe de suerte” llámese lotería, caballos o cualquier otro tipo de juego de apuesta, nuestro dinero siempre iba a parar en los bolsillos de aquellos que no querían que nosotros dejáramos de ser sus proveedores de dinero; como lo consiguiéramos era indiferente para ellos. Lo que siempre se supo fue que ellos por un lado sacaban un billete y por otro lado se les regresaba el doble o mas.

Todos estábamos tranquilos con esa situación porque nuestra crianza cristiana nos enseño que no debíamos ser muy ambiciosos porque si tenemos lo que necesitamos todos estaremos bien, decían. Esto nos adormeció de tal manera que no nos dimos cuenta que siempre nos mantuvieron ciegos ante la ambición desmedida de otros países que nos miraban confiados que siempre seriamos un pueblo del tipo “mano de obra” mientras ellos progresaban aprovechando nuestra fuerza de trabajo y hasta nuestros recursos naturales, llevándose a sus tierras incluso a aquellas personas que despuntaban por su inteligencia y sus deseos de superación para que dándoles carro, casa y estabilidad laboral, trabajaran para llenar arcas foráneas y pensando que lograrían realizarse en la vida.

No quiero decir con esto que no debamos dedicarnos en cuerpo y alma a hacer lo que nos gusta, a soñar y a luchar por hacer esos sueños realidad, sino que el esfuerzo que todos hagamos debe unificarse para lograr metas comunes. Siempre seremos parte de un todo pero no debemos permitir que solo un grupo pequeño sea quien se beneficie totalmente de lo que nosotros logremos. Debemos amar lo que hacemos para que tengamos éxito en lo que emprendamos, aunque desde otro punto de vista parezca que estamos siendo esclavos de nuestros deseos, la finalidad del esfuerzo debe ser apegada a lo que las leyes naturales y divinas dictan. Analizando todo esto desde el punto de vista de una sociedad complejamente capitalista y dependiente, es completamente entendible que para que la sociedad funcione debemos tener lideres preparados, personal que administre y personal “mano de obra”. Ahondando en este punto, vemos que los que lideran son aquellos que se han preparado con estudios Universitarios y poseen ese “papelito” (titulo) que los acredita para que puedan pertenecer en ese grupo elite de “lideres”, pero también debemos saber que por muchos años en Venezuela se estaban criando generaciones de abundante personal “Mano de obra” coartando la oportunidad que tenían los jóvenes para prepararse en liceos y universidades negando cupos o privatizando la educación de tal manera que no se pudiese pagar una inscripción y mucho menos un semestre. Incluso nos lo hicieron ver y entender (a ver si despertábamos) en canciones como la de El Maestro Ruben Blades llamada “Pablo Pueblo”. Esto me llevó a pensar que debía haber algo que se pudiera hacer para que nosotros como venezolanos pudiéramos evolucionar siendo productivos tratando de andar el camino que han transitado tantas otras razas que han llegado a ser referencia de la nuestra pero sin cometer los errores que las llevaron a decaer e incluso desaparecer.

Hagamos un ejercicio para darle un cuerpo a esta idea que quiero expresar. En un hipotético caso, ubiquémonos en un lugar donde existe un asentamiento poblacional. Simulando una ciudad utópica pero mas apegada a nuestra realidad. ¿Como podemos hacer para que este asentamiento sea productivo tanto como para que se pueda mantener ella misma y pueda ayudar a otras poblaciones a alcanzar su desarrollo en armonía con el planeta?. En este punto hay que pensar en un montón de cosas que evidentemente nos abrumarían. Teniendo como premisa que las personas deben tener la certeza que vivirán tranquilas y felices (porque todo va a depender de lo bien que se sientan todos para que ese sentimiento sea perceptible en todo el poblado), es necesario que todos tengan la posibilidad de tener y lograr todo haciendo el mismo esfuerzo que los demás. Aunque esto se vea muy difícil de lograr o incluso imposible de pensar por lo diverso de nuestras capacidades, personalidades y formas de pensar, actitudes y aptitudes, debemos intentar hacer como lo adoctrinó la religión cristiana que realmente fue acertada al tratar de socializar la ambición tratando de enfocarla hacia el verdadero bien común. Estoy seguro que se puede lograr. El ejemplo esta en cualquier empresa exitosa. Si todos trabajamos por el bien común el éxito está asegurado. Todos queremos individualmente algo, entonces, la sociedad debe dárnoslo si nos esforzamos lo que corresponde y no al contrario, es decir, que nosotros se lo demos a la sociedad. Esa tarea seria realmente algo extremadamente desgastante e imposible de cumplir porque la sociedad no es mas que una parte de deseos semi-cumplidos y otra parte de deseos semi-aceptables revoloteando en las mentes de muchos que creen que los deseos son tangibles. La sociedad en si es algo “etéreo” que nunca podremos satisfacer, en cambio al contrario, cada uno de nosotros si podemos satisfacernos con todo lo que logramos por medio de nuestro acomedido esfuerzo.

Entonces… por donde empezamos? Casas, vías, transporte, maquinaria, tecnología, espacio físico, alimentos, salud, educación, si… pero, en ese orden? NO.!

Lo primero que pensé que es necesario es LA ENERGÍA y por eso le di ese titulo a este escrito. Resulta que si nosotros no hubiésemos tenido el fuego a nuestra disposición no hubiésemos concebido el método de combustión que genera por ejemplo el movimiento de un ferrocarril de esos antiguos. A su vez, sin la energía aunada a la tecnología, se nos hubiese hecho sumamente difícil el desarrollo. Sabemos que no todos tenemos todos los recursos necesarios para iniciar una producción entonces debemos intercambiar lo que mas tenemos o lo que mas producimos por otra cosa que nos haga falta y que por lo general otras poblaciones lo tienen.

Entonces… como contestamos la primera pregunta? Simplemente abocandonos a crear una red eléctrica que inicie en un generador de electricidad. En el caso de esta población en especifico, tenemos la posibilidad de aprovechar un bien natural que pasa al lado del pueblo: El Río.

Debemos recordar que la mayoría de las ciudades mas importantes del mundo se iniciaron cerca de un río pues este les daba la posibilidad de aumentar la producción de alimento que se genera por medio de la siembra y a la vez, por medio de la tecnología implícita, permite generar energía para que en conjunto permitan el inicio del desarrollo. Imagínense algo tan básico como comer. Si comes (porque tienes comida), tienes energía para salir a trabajar; si tienes energía puedes crear lo que necesitas para crear mas comida y crear material que te permitan alcanzar metas que ayuden a hacerte la vida mas fácil.

Enfocándonos en este punto, al tener energía pudiéramos por ejemplo, empezar a hacer bloques en serie con la ayuda de una maquina de hacer bloques y una mezcladora de cemento eléctrica que hará que la fabricación de estos bloques sea mas rápida y constante. De esta manera podremos comenzar a hacer casas con la ayuda de los propios pobladores. Esta vez, incluiremos a varios maestros albañiles que sabemos que debemos tener preparados por medio de la escuela. Entonces, que es lo que debemos completar a la vez que se van construyendo las casas? Pues en un espacio físico libre debemos construir una escuela para el sector construcción donde eduquemos a aquellos vocacionados a la construcción para tener siempre personal capaz de hacernos o remodelarnos nuestras casas a medida que vaya aumentando la población. Pero he aquí un primer problema. ¿De donde sacaremos el material para hacer las casas? De donde el cemento? Si estamos tan atrasados que no tenemos cemento entonces podemos comenzar con lo que nos da la naturaleza: MADERA. En este punto, debemos educar a los albañiles y maestros albañiles a trabajar con la madera y debemos apoyarlos enseñándoles a hacer diseños de casas que sean sencillas y cómodas pero a la vez innovadoras y que puedan ser modificadas de tal manera que se autoalimenten tanto de la energía que usarán para su propio consumo como para el uso por parte de la población. Por otra parte y paralelo a la tala de arboles, debemos facilitar a la población la siembra de plantas para mantener en el tiempo el abastecimiento de material para la construcción de nuevos hogares. Esto traerá como consecuencia que el aire que respiremos sea mejor cada día por el mismo proceso de fotosíntesis de nuestras plantas sembradas.

A la vez que vamos alcanzando la cantidad necesaria de casas, debemos comenzar a extender sembradios para cosechar alimentos. Estos sembradios deben ser de tantos rubros diversos como sea necesario. Conociendo que no en todas las tierras se dan todos los alimentos necesarios entonces debemos buscar de sembrar lo que mas se pueda producir en ese tipo de tierra para luego intercambiarlo en el mercado por cosechas que no podemos obtener en nuestra tierra. Esto también involucra ubicar un espacio físico libre para poder realizar ese mercadeo. Nuevamente nuestros constructores-albañiles deben diseñar construir y mantener una edificación que permita realizar los intercambios de cosechas. En esta edificación también la población interna puede ubicar los rubros alimenticios que hagan falta para su propio consumo. Por supuesto, al principio de todo, los alimentos que conseguiremos en el mercado serán para abastecer a nuestros pobladores. Luego que la producción comience a aumentar podemos ofrecerlo a otras poblaciones

Por lo general al haber río debe haber cerca un mar. En este caso, se debe entrenar personal para realizar labores de pesca y ya teniendo albañiles, se puede entrenar un grupo de ellos para que fabriquen botes pesqueros que ayuden a la recolección (programada y sin mucha invasión al mar) de peces en aguas profundas; Toda esta producción también la podemos reunir en el mercado que hemos construido para intercambiar cosechas.

Pero… sabiendo como es el comportamiento del pescado, que no es perecedero como algunos otros alimentos, necesitamos tenerlo refrigerado de manera que se pueda incluso intercambiarlo a lugares mas lejanos que nuestro mercado. Para ello, en un espacio físico especial y con la ayuda de tecnología, construiremos una fabrica de hielo con refrigeradores especiales para conservar tanto el hielo como el pescado.

En los tiempos de otrora, se utilizaban técnicas de secado de pescado que lograba de alguna manera mantenerlo fresco. Con tecnología, al pasar el tiempo, se descubre que el frío mantiene muchas cosas en buen estado por mas tiempo y es cuando se empiezan a desarrollar contenedores refrigerados. Pero para poder obtener frío, el material mas importante es el agua. Esta es otra de las materias primas por las que todos los pobladores deben ser garantes de su manutención porque lamentablemente es un recurso no renovable. El agua puede ser obtenida de distintas formas pero una de las mas conocidas y que siempre es viable en poblaciones en desarrollo es por medio de pozos perforados. Por lo general, el agua de pozo perforado es agua potable pero no esta de mas realizar las respectivas pruebas toxicológicas y epidemiológicas para comprobar su pureza. Con esto podemos incluso distribuir agua hacia las casas de los pobladores que la usaran para el cuidado de su salud, labores de mantenimiento e incluso para el riego de las siembras en producción.

Todo necesitará tecnología y electricidad para desarrollarse. Tecnología para la refrigeración, la fabricación de botes, hielo, cemento, bloques, refrigeradores, herramientas para utensilios y demás implementos pero por sobre todo necesitaremos de energía para hacer que todas las herramientas funcionen. Por ello lo importante de crear una fuente de energía que sea suficientemente grande y que genere suficiente energía como para mantener una población que crece a medida que pasa el tiempo. Como es probable que la población crezca mucho y la fuente de energía se vea pequeña para la cantidad de energía que se necesite entonces debemos utilizar la tecnología para hacer que el consumo de energía sea disminuido pero que no afecte la productividad de la población. Esto se puede lograr apoyándonos nuevamente en la tecnología por medio de la instalación de paneles solares ubicados en los techos de las casas acoplándolos al sistema interno de distribución eléctrica para que se autoalimenten.

Otra cosa es la necesidad de energía que tienen los sembradios. Para esto utilizaríamos la tecnología de la energía eólica para completar el abastecimiento necesario de energía, permitiendo así que funcionen los sistemas de riego necesarios para que la siembra prospere. A la vez, esta energía pudiera complementar el abastecimiento que será utilizado en los sitios que impartan educación de manera que puedan funcionar y a los educadores y educandos se les haga placentero asistir a las respectivas clases donde aprenderán incluso a como realizarle mantenimiento a la red de abastecimiento eléctrico.

Para mantener este sistema como sabemos, es necesario tener personal. Pero tener personal no es simplemente tenerlo y ya. Hay que darle paz y tranquilidad para que esa fuerza laboral salga a dar lo mejor de si para el bien de la comunidad. Uno de los factores que dan tranquilidad al personal es la salud. Y otro factor que genera paz es el tener en donde entretenerse y pasar tiempo de calidad con la familia. Entonces, en los lugares donde realizamos la plantación de arboles podemos ubicar zonas de recreación para que la población comparta en sana paz con la familia y vecinos. Parques de atracciones mixtos que usen energía en unos aparatos y en otros no, salas de cine y teatro, gimnasios populares que permitan hacer ejercicio sin necesidad de energía eléctrica. Todo lo que ayude a que la salud de la población mejore o se mantenga en buen estado. Paralelo a esto es absolutamente necesario crear áreas o centros de atención a la salud que permitan atender esos casos que por nuestra condición humana se nos presentan sin previo aviso. Estos espacios deben estar ubicados dentro de la población en las zonas que tengan mejor acceso por vía terrestre y se les debe dar acceso a la electricidad bien sea colocando generadores de electricidad independientes del poblado así como también instalando fotoceldas solares para retroalimentar espacios internos de ese centro de salud.

A medida que alcanzamos las meta vamos aprendiendo a mantenernos por nuestro propio esfuerzo. Por experiencia sabemos que a medida que una población va logrando el éxito en su propio ecosistema muchos pobladores de otros lugares van a buscar mejor futuro en ellas. No es que sea malo recibirlos pero tenemos que acoplarlos de alguna manera para que no afecte el normal funcionamiento de la sociedad que se ha logrado. Entonces dándole educación, agrupándolo con la población, integrándolo a la sociedad pero haciéndole entender que deben ser parte productora de ella sin necesidad que sea explotado en ninguna de sus formas, lograremos que sea un apoyo en vez de un problema. Que significaría agruparlo con la población? Significa darle un espacio físico para que la persona obtenga su desarrollo pero integrado y acorde con lo que la población también vive y disfruta, vale decir, garantizarle los mismos derechos que tienen los demás pobladores.

Existen un sin fin de asuntos que faltan por mencionar y que son necesarios mencionar para tener una mejor idea de lo que queremos en una población ideal pero, lo básico, con lo que en mi opinión debemos empezar es con esto que esta planteado en este escrito. El inicio de una población exitosa es la energía. Podemos tener excelentes personas con buena educación, de buen corazón, sanos, inteligentes y preparados para el trabajo pero si no hay de donde obtener energía el desarrollo estará muy lejos de donde quisiéramos que esté. El complemento de una sociedad productiva es una población educada, bien orientada hacia el bien común e irrevocablemente feliz y contenta de pertenecer a un todo que le retribuye con alegría con lo que se merece.

Angel Emiro Antunez Villasmil

Anuncios